Niegan libertad condicional a 4 sospechosos del ataque al Westgate

NAIROBI (EFE).- Un tribunal de Nairobi denegó hoy la libertad bajo fianza a cuatro sospechosos relacionados con el ataque perpetrado el pasado 21 de septiembre contra el centro comercial Westgate de la capital keniana, que dejó al menos 72 muertos.

Los acusados son Mohamed Ahmed Abdi, Liban Abdullah Omar, Adnan Ibrahim y Hussein Hassan Mustafah, todos de origen somalí, aunque se desconocen sus nacionalidades.

Los cuatro seguirán en prisión preventiva porque su liberación supondría una amenaza para la ciudadanía, según dictó el juez Kiarie Waweru.

El magistrado, citado por los medios locales, dio prioridad al “derecho a garantizar la seguridad pública” frente al “derecho a ser puesto en libertad bajo fianza que tiene cualquier persona, sea keniana o extrajera”.

Los cuatro hombres, detenidos desde el pasado 9 de octubre, están acusados de colaboración en el atentado por dar alojamiento a cuatro de los autores materiales en los días previos al asalto, si bien ellos rechazan los cargos.

También se les imputa un delito de estancia ilegal en Kenia, y a uno de ellos se le atribuye la obtención de un documento de identidad falsificado.

El juicio contra los cuatro detenidos comenzará el próximo 15 de enero.

El grupo radical islámico somalí Al Shabab se responsabilizó del asalto al centro comercial, que duró del 21 al 24 de septiembre y causó al menos 72 muertos (61 civiles, seis soldados kenianos y cinco terroristas), según las cifras oficiales.

Al Shabab, que anunció en febrero de 2012 su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, es la milicia integrista dominante en Somalia desde 2006, y lucha para instaurar un Estado musulmán de corte wahabí en la región.

La Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), el Ejército de Somalia y milicias progubernamentales combaten a Al Shabab, que controla algunas zonas del centro y el sur del país africano.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin un Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.




Volver arriba