MSF asegura que no hay conexión entre ébola en RDC y el de África Occidental

MSF asegura que no hay conexión entre ébola en RDC y el de África Occidental

 

NAIROBI (EFE).- Médicos Sin Fronteras (MSF) aseguró hoy que no hay “vínculo directo” entre los casos de ébola registrados en la República Democrática del Congo (RDC) y la epidemia que azota a África Occidental, donde ya han muerto al menos 1.427 personas a causa del virus.

“Estamos tratando de confirmar el origen del brote (en RDC), pero en este momento nada apunta a un vínculo directo con la epidemia que afecta a Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona”, aseguró el coordinador médico de MSF en RDC, Jeroen Beijnberger, a través de un comunicado.

El pasado domingo el Gobierno de la RDC informó de que se había detectado un brote del virus del Ébola en la provincia de Ecuador, en el noroeste del país, aunque según matizó ayer el ministro de Sanidad, Felix Kabange, es un brote nuevo y distinto del que surgió en marzo en África Occidental.

“Por ahora, consideramos que este brote es una desafortunada coincidencia”, señaló Beijnberger, aunque precisó que aunque no se ha establecido ninguna conexión entre ambos, “no se puede descartar categóricamente”.

MSF explicó que cuatro de las muestras que su equipo en RDC tomó la semana pasada a pacientes con síntomas de ébola, han dado positivo.

“Ya ha habido 13 muertos, de los cuales cinco son trabajadores sociales, contagiados al entrar en contacto con los pacientes”, aseguró el titular congoleño de Sanidad, en un discurso televisado el pasado domingo.

Por eso, MSF anunció que reforzará su presencia en la zona con el envío de médicos, enfermeras, expertos en logística y especialistas en higiene para poder detener la propagación del virus.

 “Estamos respondiendo rápidamente para tratar de aislar a los sospechosos y los pacientes confirmados”, aseguró Beijnberger.

Así, junto con el Ministerio de Sanidad congoleño, MSF ya trabaja en la creación de un centro de tratamiento de ébola en la zona afectada.

No obstante, MSF pidió la ayuda de otras organizaciones internacionales para luchar contra el virus en RDC, ya que gran parte de sus especialistas en esta enfermedad se encuentran desplegados en África Occidental.

“Esto está limitando nuestra capacidad de respuesta a la epidemia en la provincia de Ecuador. Necesitamos que otras organizaciones intensifiquen y articulen sus esfuerzos para apoyar al Ministerio de Sanidad. No vamos a ser capaces de hacer esto solos”, alertó Beijnberger.

Este es el séptimo brote de ébola que surge en el territorio de la RDC, donde el último de ellos también afectó a la provincia de Ecuador, el mismo lugar en el que se ha detectado ahora.

El ébola, que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.




Volver arriba