Más de 2 millones de niños, víctimas de la violencia en África

NAIROBI, Kenia (EFE).- Más de 2 millones de niños se han convertido en víctimas de la violencia y el reclutamiento forzoso un año después del inicio de la crisis en la República Centroafricana (RC), informó hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Naciones Unidas reclamó, a través de un comunicado, una acción urgente para proteger a los menores que se han visto envueltos en las atrocidades de los últimos días, que solo ayer dejaron 130 muertos en los combates entre milicias y las fuerzas de seguridad en Bangui.

La escalada de los enfrentamientos entre partidarios de Séléka, musulmanes, y la milicias de autodefensa católicas “Anti-Balaka” (“antimachete” en sango, la lengua nacional) hace temer que los choques degeneren en grandes masacres en Bangui y otras ciudades.

Dos semanas atrás, se registraron ataques a niños y mujeres en Mboki y en Bouali hace tres días.

Siete de cada diez estudiantes de Educación Primaria en la República Centroafricana no han vuelto a la escuela desde diciembre de 2012.

Además, el 80 por ciento de las escuelas han dejado de funcionar debido a las peleas, situación que deja a los niños en una situación proclive al reclutamiento.

El número de niños vinculados a grupos armados en el país ha aumentado de 3,500 a 6,000 en el último año, mientras que se han registrado casos de violencia sexual y violaciones colectivas.

Con más de 600,000 desplazados hasta el momento, Unicef y otras agencias internacionales trabajan para proporcionar apoyo a los desplazados a la República Democrática del Congo y Camerún.

“No debe retrasarse más el inicio de las acciones. No puede haber excusa para fallar a los niños de la RC”, dijo el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

“La acción debe ser imparcial e iniciarse para parar los ataques a niños, proteger las escuelas, las instalaciones sanitarias y los centros de tránsito y dar apoyo a las víctimas, sin impunidad para quienes atentan contra los niños”, agregó.

La crisis de la República Centroafricana comenzó cuando, el pasado 24 de marzo, la capital fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder en el país tras la huida de Bozizé al exilio.




Volver arriba