La Policía de Kenia frustra un atentado en Mombasa

La Policía de Kenia frustra un atentado en Mombasa

Un robot controlado a distancia de las Fuerzas de Defensa de Kenia examina un vehículo sospechoso en la zona de Mombasa.- (AP)

NAIROBI (EFE).- La Policía de Kenia asegura haber abortado un gran atentado en la turística ciudad costera de Mombasa, tras interceptar hace dos días un automóvil con explosivos y detener a sus dos ocupantes de origen somalí, informó hoy la prensa local.

Artificieros de la Policía inspeccionaron cuidadosamente el vehículo a última hora del martes, con ayuda de expertos del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de EE.UU., y hallaron dos bombas con capacidad para volar un edificio de catorce plantas.

En total, el vehículo contenía seis cilindros explosivos de diez kilos cada uno, 270 balas, seis granadas de mano, cables eléctricos y un fusil de asalto AK47, entre otros objetos.

El comisario de la Policía de Mombasa (sureste de Kenia), Nelson Marwa, afirmó que los detenidos planeaban “un ataque a gran escala”, en declaraciones divulgadas por el diario “The Star”.

Los dos sospechosos, identificados como Abdiaziz Abdullahi e Isaac Noor, están bajo custodia policial, mientras continúan las investigaciones.

Al parecer, los dos individuos introdujeron los explosivos en Kenia a través de la porosa frontera con Tanzania en la zona de Lunga Lunga, a fin de ensamblarlos en Mombasa, ciudad famosa por sus exóticas playas que atrae a miles de turistas extranjeros cada año.

“Nuestro agente de inteligencia compartió información con agencias locales e internacionales, interceptó su comunicación (la de los detenidos) y logró seguirles hasta cerca de Changamwe”, el suburbio de Mombasa donde se efectuaron los arrestos, explicó Marwa.

Los sospechosos han sido acusados, por el momento, de poseer un vehículo no declarado en la aduana, artículos robados y un documento falso.

A raíz del incidente, todas las instalaciones de las fuerzas de seguridad en Mombasa han sido puestas en alerta máxima, al tiempo que se han reforzado los controles en el aeropuerto de la ciudad costera, precisó el comisario.

Mombasa, situada a unos 400 kilómetros al sur de Nairobi, es uno de los grandes destinos turísticos de la costa de Kenia y el principal puerto marítimo de África Oriental.

Desde que en octubre de 2011 el Ejército keniano entró en Somalia para combatir a la milicia radical islámica Al Shabab, el país está bajo amenaza terrorista y ha sido objetivo de numerosos atentados, la mayoría perpetrados mediante el lanzamiento de granadas.

El principal ataque tuvo lugar el pasado mes de septiembre en Nairobi, donde ese grupo islamista mató al menos a 67 personas en un asedio al centro comercial Westgate, frecuentado por expatriados y kenianos de clase alta, que se prolongó durante cuatro días.

La milicia, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, donde el Gobierno aún no ha logrado imponer su autoridad.

Las tropas de la Misión de la Unión Africana (AMISOM), el Ejército somalí y milicias progubernamentales combaten a los islamistas, que tratan de instaurar un Estado islámico de corte wahabí en su país.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.




Volver arriba