La ONU pide el cese de la violencia étnica en Sudán del Sur

 

EL CAIRO (EFE).- La misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), instó hoy a todas las partes implicadas en el conflicto en el país a que cesen la violencia étnica.

La representante de la ONU en Sudán del Sur, Hilde Johnson, hizo un llamamiento a través de un comunicado a los dirigentes del país, los partidos políticos y los líderes tribales para que frenen “toda acción que genere tensiones étnicas y provoque violencia”.

El jefe de Estado sursudanés, Salva Kir, pertenece a la tribu Dinka, mientras que el ex vicepresidente Riak Mashar, acusado de una intentona golpista que ha causado al menos 50 muertos y 200 heridos desde el pasado domingo, es miembro del clan Lou Nuer.

La UNMISS aseguró en el comunicado haber ofrecido protección a 10.000 civiles que huyeron de los barrios más peligrosos de Yuba, además de haber tratado médicamente a 39 de ellos.

A través de este llamamiento, en el que destacó que la diversidad es “un activo de fortaleza y una fuente de unidad en el proceso de construcción de la nación”, la ONU intenta evitar que el fallido golpe de Estado del domingo derive en un conflicto étnico entre las tribus Dinka y Lou Ner, principales rivales en el país.

La UNMISS incidió en la necesidad de encontrar una solución pacífica a la crisis actual, que es la primera de esta envergadura desde la independencia del país de su vecino Sudán, en julio de 2011.

Sudán del Sur vive desde entonces una situación política y de seguridad inestable.




Volver arriba