Kenia promete capturar a autores del ataque, aunque desconoce su identidad

 

NAIROBI (EFE).- El ministro del Interior de Kenia, Joseph Ole Lenku, aseguró hoy que los autores del ataque terrorista en el que ayer murieron 48 personas en la localidad de Mpeketoni serán detenidos y juzgados, aunque admitió desconocer sus identidades por el momento.

Según Ole Lenku, algunos de los terroristas murieron en el intercambio de disparos con la Policía keniana, en un asalto que todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo armado.

El ministro encabeza una delegación que partió, inmediatamente después de su comparecencia ante los medios en Nairobi, al condado de Lamu, en la costa noreste del país, para supervisar el dispositivo de seguridad desplegado en la zona del ataque.

El Ejecutivo keniano ha aumentado la seguridad en todo el país, que ha sido objeto de numerosos ataques de la milicia radical islámica somalí Al Shabab en los últimos meses, subrayó el dirigente keniano.

El de ayer se registró sobre las 21 horas locales (18.00 GMT), cuando “un número indeterminado de hombres armados atacó Mpeketoni”, relató el ministro.

En el asalto, murieron 48 personas y 20 vehículos y numerosas propiedades resultaron destruidos, añadió.

El intercambio de disparos con las fuerzas de seguridad kenianas forzó la huida a un bosque cercano de los terroristas, que según el ministro “serán perseguidos para enfrentarse a todo el peso de la ley”.

Preguntado por la autoría del ataque y la amenaza que supone para el país, el dirigente se limitó a decir que “pronto” volvería para “decir a los kenianos quiénes han sido los responsables”.

Además, Ole Lenku invitó a todos aquellos con responsabilidad política a “no poner el país en una situación de ansiedad innecesaria” sobre la situación de seguridad en Kenia.

Hace unos días, el exprimer ministro Raila Odinga anunció que su formación, la Coalición para la Reforma y la Democracia (CORD), organizará manifestaciones para instar al Gobierno a mejorar la situación de seguridad en el país y retirar sus tropas de Somalia, motivo con el que Al Shabab justifica sus acciones.

Ole Lenku dijo que, con el ataque de ayer, “se ha cruzado la línea roja” y que los líderes políticos “deberían resistir la incitación y la elaboración de perfiles étnicos”.

Se trata del peor atentado que sufre el país africano desde el pasado septiembre, cuando al menos 67 personas murieron en el asalto perpetrado por milicianos de Al Shabab contra el centro comercial Westgate de Nairobi.

Kenia -especialmente Nairobi y la ciudad costera de Mombasa-, ha sido objeto de ataques desde que, en octubre de 2011, su Ejército entrara en Somalia debido a una oleada de secuestros en suelo keniano que atribuyó a la milicia islamista somalí.

Al Shabab, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, donde el frágil Gobierno todavía no está en condiciones de imponer su autoridad.




Volver arriba