Kenia devuelve a 281 personas a campos de refugiados

NAIROBI (EFE).- 281 personas detenidas durante la operación terrorista en Nairobi, la mayoría de origen somalí, han sido devueltas a los campos de refugiados habilitados para ellos en el norte del país en los últimos tres días, informó el Gobierno.

El viernes un grupo de 170 refugiados fueron trasladados en autobús desde Nairobi hasta los campos de Dadaab y Kakuma, a donde el jueves ya fueron devueltos 111 personas procedentes de Nairobi, dijo el ministro keniano de Interior, Joseph Ole Lenku, citado por el diario local “Daily Nation”.

La mayoría de los refugiados son de origen somalí, aunque también figuran refugiados del sur de Sudán y Etiopía.

El inspector jefe de la Policía, David Kimaiyo, confirmó recientemente que 412 refugiados serían trasladados a los campos de refugiados e insistió en que cualquiera que los abandone será devuelto inmediatamente.

Según el ministro, las leyes locales e internacionales que rigen la situación de los refugiados exigen que todos deben estar en los campos habilitados para ellos.

Los 281 refugiados fueron detenidos durante una operación policial que arrancó el pasado 4 de abril en Nairobi y estaban retenidos en el estadio de fútbol Kasarani, que se habilitó como centro de detención debido al gran número de arrestos -unos 3.000 según la Policía-.

La operación antiterrorista se inició tras los últimos ataques perpetrados en Nairobi y en la localidad costera de Mombasa y atribuidos a la milicia radical islámica somalí Al Shabab, con el objetivo de detectar a los indocumentados y posibles terroristas en el país.

La Policía concentró sus arrestos en el barrio Eastleigh de la capital, donde la mayoría de los residentes son refugiados y demandantes de asilo somalíes, por lo que la ONU denunció que se trataba de una acción “discriminatoria”.

Según el portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Kenia, Emmanuel Nyabera, la Policía podría llevar a cabo una “operación mixta” vinculada a la lucha antiterrorista y a su campaña para repatriar a los refugiados somalís que se encuentran en el país.

A raíz de los atentados terroristas, que han causado 12 víctimas mortales desde el pasado 23 de marzo, el Gobierno de Kenia ordenó a todos los refugiados somalíes abandonar las zonas urbanas y regresar a los dos campamentos habilitados para ellos en el norte y el este del país.

De los 550.980 refugiados somalíes en Kenia, unos 50.800 viven en Nairobi, de acuerdo con ACNUR.




Volver arriba