Gobierno australiano “conmocionado” por la sentencia a periodistas en Egipto

 

SÍDNEY (EFE).- El Gobierno australiano se declaró hoy “conmocionado” por la severidad de la condena impuesta en Egipto al periodista australiano, Peter Greste, y sus dos colegas de la cadena Al Yazira por difundir noticias falsas y colaborar con los Hermanos Musulmanes.

Greste y el egipcio con pasaporte canadiense Mohamed Fahmy recibieron una pena de siete años de prisión, mientras que el egipcio Baher Mohamed fue sentenciado a diez años por que llevaba encima una bala en el momento de la detención.

“Estamos profundamente consternados por la sentencia impuesta y conmocionados por su severidad”, dijo en declaraciones a la prensa la ministra de Exteriores, Julie Bishop.

“El Gobierno australiano sencillamente no comprende (la sentencia) en base a las pruebas presentadas en el caso”, añadió Bishop, que advirtió de que el veredicto “no apoya las afirmaciones de Egipto respecto a su transición hacia la democracia”.

La ministra de Exteriores aseguró que el Gobierno australiano ha intercedido al más alto nivel por la liberación de Greste, cuyos padres, Juris y Lois, se encuentran en la ciudad de Brisbane “devastados” por la noticia.

“Esperaban un resultado positivo, que su hijo fuera liberado para que regrese a casa”, dijo la jefa de la diplomacia australiana.

Bishop dijo que el Gobierno australiano intentará ver si puede intervenir en el caso en favor de Greste.

El embajador de Egipto en Australia tiene previsto acudir mañana al Ministerio de Exteriores en Camberra para abordar la sentencia impuesta al periodista, que fue detenido en diciembre pasado en El Cairo.

Por su lado, los dos hermanos del periodista, Andrew y Mike Greste, quienes estuvieron presentes en el juicio pero no pudieron hablar con su hermano, prometieron que no cejarán hasta ver a Peter libre.

“Obviamente no vamos abandonar la lucha para lograr que Peter sea liberado porque creemos que es completamente inocente. No ha hecho nada malo”, dijo Andrew Greste a la cadena ABC.

“Vamos a mirar todas las opciones y a hablarlo con la gente que nos ha ayudado hasta ahora en este proceso para desarrollar una estrategia a partir de aquí”, añadió.

Este juicio y las detenciones han despertado críticas de las organizaciones de derechos humanos y de colectivos de periodistas, que han convocado numerosas protestas para apoyar a los acusados y pedir su puesta en libertad.




Volver arriba