El Parlamento libio se blinda para elegir un nuevo primer ministro

 

TRÍPOLI (EFE).- El Parlamento libio ha convocado hoy una sesión entre fuertes medidas de seguridad para elegir a un nuevo primer ministro, después de que el pasado martes se suspendiera la votación por un tiroteo entre milicianos y las fuerzas de seguridad de la Asamblea Legislativa.

Decenas de hombres armados y vehículos cargados con armamento medio rodean el edificio donde han comenzado a llegar los diputados que deberán pronunciarse entre Ahmad Matiq, un economista formado en el Reino Unido y aspirante por un grupo independiente, y Omar al Hasi, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Bengasi, respaldado por el bloque islamista Al Wafa.

Para convertirse en jefe del Ejecutivo los candidatos necesitan el apoyo de al menos 120 de los 200 diputados del Parlamento, formado por 120 parlamentarios independientes y 80 miembros de partidos políticos.

El pasado día 29, cuando los legisladores estaban reunidos en una sesión vespertina en la que debían elegir entre Matiq y Al Hasi, después de una primera votación matutina en la que quedaron descartados otros cinco candidatos, un grupo de milicianos se enfrentó a las puertas del Parlamento con los agentes de seguridad.

El portavoz del Parlamento, Omar Hamidan, acusó entonces a uno de los candidatos descartados, Mohamed Bukar, de estar detrás del ataque lanzado contra la Asamblea.

Bukar, aspirante por el principal partido político del Parlamento, la Alianza Fuerza Nacional, se había quedado fuera de la segunda vuelta a solo dos votos de Al Hasi.

El anterior primer ministro interino Abdala al Zani dimitió el pasado día 13 tras sufrir un ataque armado del que salió ileso.

Al Zani había sido designado a la cabeza del Ejecutivo tras la destitución de Ali Zidán, caído en desgracia el 11 de marzo después de que prosperara una moción de censura contra su mala gestión de los asuntos de seguridad.




Volver arriba