El mundo despide a Nelson Mandela

1 / 26


Un hombre acaricia una fotografía del expresidente sudafricano Nelson Mandela mientras mujeres y hombres se reúnen para llorar su muerte frente a su última residencia en Johannesburgo
Una mujer musulmana escribe un mensaje en memoria del expresidente sudafricano Nelson Mandela, en su casa de Johannesburgo, Sudáfrica
James Carmichael coloca flores en la estatua del expresidente sudafricano Nelson Mandela, en la embajada sudafricana de Washington
Varios ramos de flores han sido colocadas en recuerdo del expresidente sudafricano Nelson Mandela en la embajada sudafricana de Londres, Reino Unido,
Bandera a media asta en honor a Mandela
Varias personas muestran su respeto al expresidente sudafricano Nelson Mandela frente a su última residencia en Johannesburgo
Sudafricanos lloran la muerte de su expresidente Nelson Mandela frente al Ayuntamiento de Ciudad del Cabo, escenario del primer discurso que pronunció Madiba tras ser puesto en libertad, en Sudáfrica
Vista de una figura del expresidente sudafricano Nelson Mandela junto a otras del papa Francisco en el taller del artista Genny Di Virgilio, en Nápoles, Italia, el 6 de diciembre del 2013. Madiba, tal y como se le conocía popularmente en Sudáfrica, falleció ayer a los 95 años. Mandela fue ingresado en estado grave el 8 de junio por una recaída de una infección pulmonar, y su estado pasó a ser crítico el 23 de junio. Pese a las mejoras comunicadas por la familia y la Presidencia desde entonces, el pronóstico del mandatario no mejoró. EFE


Durante casi siete décadas de lucha contra el racismo y en defensa de la igualdad, Nelson Mandela inspiró a líderes mundiales a ser ejemplo de justicia y equidad. Dirigentes, personalidades y celebridades de todo el mundo lamentaron su muerte y destacaron el legado y la enseñanza que dejó para las futuras generaciones.

De Harlem a Hollywood, de París a Beijing, personalidades mundiales alabaron el coraje de un hombre frente a las adversidades de la vida. Como prueba de su influencia universal, dirigentes políticos de todas las tendencias coincidieron en que Mandela fue un héroe en la lucha por la paz y la reconciliación.

Algunos de ellos conocieron personalmente al líder sudafricano, otros sólo sabían de su historia, pero todos coincidían en la inspiración que les dejó. En París, los líderes africanos que asistían a una cumbre regional realizaron un minuto de silencio en su honor.

Mandela “fue como un gran baobab, un árbol indestructible bajo el cual todos toman refugio. Cuando ese árbol cae, todos quedamos a la intemperie”, declaró el presidente de Guinea, Alpha Conde.

En Washington, el presidente Barack Obama, quien al igual que Mandela fue el primer presidente de raza negra de su país, declaró: “Ya Mandela no nos pertenece, sino que pertenece a la historia”. El arzobispo sudafricano Desmond Tutu, premio Nobel de la paz 1984, expresó que “Dios nos bendijo al darnos a Nelson Mandela como presidente en un momento crucial de nuestra historia. Nos inspiró a caminar por el sendero de la compasión y la reconciliación, y así fue como Sudáfrica no ardió en llamas”.

El presidente chino Xi Jinping elogió el triunfo de Mandela en la lucha contra el apartheid y su contribución a “la causa del progreso humano”. Dos actores que hicieron el papel de Mandela en distintas películas recordaron al fallecido líder. “Al mismo tiempo que recordamos sus triunfos, honremos su memoria reflexionando no sólo sobre todo lo que hemos logrado, sino sobre todo lo que nos falta por lograr”, dijo Morgan Freeman, quien interpretó a Mandela en “Invictus” (2009). Entretanto Idris Elba, quien hizo el papel de Mandela en “Mandela: Long Walk to Freedom”, colocó este mensaje en Twitter: “Estoy atónito, acongojado, de luto con su familia y todos ustedes.

Me siento honrado de haber podido interpretarlo. Hoy descansa en un mejor lugar”. El ex líder soviético Mijaíl Gorbachov dijo que Mandela “me comentó en varias oportunidades que nuestra perestroika impulsó la lucha sudafricana para poner fin al apartheid”. “Hizo mucho a favor de la humanidad, y su memoria perdurará no sólo en su país sino en el mundo entero”, declaró Gorbachov según la agencia de noticias rusa Interfax. La canciller alemana Angela Merkel recordó la elocuencia y dignidad de Mandela, pero también su sentido del humor.

“Nelson Mandela estaba convencido de que no es el odio ni la venganza lo que resuelve los problemas del mundo, sino la reconciliación y el cambio político, y así es como vivió”, dijo Merkel a reporteros en Berlín. “Era un hombre maravilloso, sabio, compasivo, y tenía un gran sentido del humor”. El Comité del Premio Nobel, que otorgó a Mandela el premio de la paz en 1993 junto con F.W. de Klerk, calificó al líder sudafricano como “uno de los nombres más distinguidos en la larga historia del Premio Nobel de la Paz”.

“Su labor da esperanza a todos los que cargan con la responsabilidad de conflictos que parecen imposibles de resolver: Hasta los conflictos más enconados pueden ser resueltos por medios pacíficos”, dijo el comité. Aung San Suu Kyi, la líder opositora de Mianmar y también galardonada con el Premio Nobel de la Paz, lamentó la desaparición de “un gran ser humano que elevó a la humanidad… Nos demostró que una persona puede cambiar al mundo”. Incluso líderes espirituales se pronunciaron al respecto. En Nueva Delhi, el Dalai Lama exhortó a sus seguidores “buscar el empeño y el entusiasmo para honrar su espíritu”.

En el Vaticano, el papa Francisco rindió homenaje al “compromiso inquebrantable demostrado por Nelson Mandela en la promoción de la dignidad humana para todos los ciudadanos de su nación, por construir una nueva Sudáfrica sobre la base del rechazo a la violencia, la reconciliación y la verdad”. En la India, el primer ministro Manmohan Singh comparó a Mandela con Gandhi. “Ha fallecido un gigante entre los seres humanos. Esta es una pérdida para la India tanto como lo es para Sudáfrica. Mandela era un verdadero gandhiano. Su vida y su obra siempre serán fuente de inspiración eterna para las generaciones futuras”.

El presidente de Hungría Janos Ader, en una carta dirigida a su colega sudafricano Jacob Zuma, declaró que cuando Mandela salió de la cárcel “ello coincidió con la caída del comunismo en nuestra región del mundo, y por lo tanto Mandela se convirtió en un ejemplo moral, una fuente de inspiración no sólo para Sudáfrica sino para nuestra región también”. En los territorios palestinos, varios palestinos colgaron retratos de Mandela en la muralla que separa la zona con Israel. Docenas de manifestantes marcharon desde la Margen Occidental hasta la aldea de Bilin, coreando “Mandela, Mandela” y colocando fotos del líder sudafricano fallecido sobre la barrera.

Malala Yousafzai, la niña paquistaní que fue atacada a tiros por el Talibán y ahora lucha por los derechos de las niñas en su país, calificó a Mandela como “mi líder”. “Nelson Mandela ha desaparecido físicamente, pero su alma y su espíritu nunca morirán”, dijo Yousafzai en un comunicado.

Etiquetas: