El Gobierno egipcio dice que el suicida de Mansura era un Hermano Musulmán

 

EL CAIRO (EFE).- El Ministerio egipcio de Interior aseguró hoy que los análisis de ADN han permitido identificar como un “terrorista de los Hermanos Musulmanes” al suicida que atentó contra una sede policial y causó 16 muertos en la ciudad de Mansura, al tiempo que acusó al movimiento palestino Hamás de adiestrarle.

El ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, dijo en una rueda de prensa que los primeros indicios revelan la “participación de la organización terrorista en los recientes ataques violentos que vive el país” y presentó las supuestas pruebas de ese vínculos.

Además, en la conferencia se exhibieron vídeos con las confesiones de los supuestos implicados en el atentado, en los que detallaban cómo recibieron entrenamiento en la península del Sinaí y después se desplazaron a la provincia de Dakahliya para atentar.

El supuesto cabecilla del ataque es el imán Maríe Mahfuz, mientras que, entre los otros ocho acusados, están el hijo de un dirigente de la Hermandad, Mongi Yahya Saad Husein, y los dos supuestos terroristas que confesaron, Adel Mahmud el Bili Salem y Ahmed Mohamed Abdelhalim Badaui.

El ministro subrayó que los detenidos tenían un laboratorio equipado para fabricar explosivos y contaban con material similar al de la organización terrorista Al Qaeda, como un arma automática que habría sido utilizada en el robo de una joyería en Kafr el Sheij, en el que murió el propietario de la misma.

El ministro explicó que uno de los autores del ataque había estado en Gaza este año para recibir entrenamiento en el uso de armas de fuego por parte del grupo islamista palestino Hamás.

“No hay fuerzas de seguridad en el mundo que sean capaces de hacer frente a la lucha contra el terrorismo que vive este país, pero las fuerzas egipcias son capaces de controlar la situación”, agregó Ibrahim.

Nada más producirse el ataque la semana pasada, el Ejecutivo acusó directamente a la Hermandad de haberlo perpetrado, pese a que la cofradía había condenado esa acción y se había desvinculado de otros actos terroristas registrados en los últimos meses.

Quien sí reivindicó el atentado fue el grupo yihadista “Ansar Beit al Maqdis” (Seguidores de la Casa de Jerusalén), que suele operar en la península del Sinaí y que detalló que el ataque fue cometido por un suicida y tuvo como objetivo la Dirección de Seguridad, “uno de los bastiones de los infieles y de la tiranía”.

Ibrahim confirmó hoy que las autoridades están analizando el comunicado para determinar la relación de “Ansar Beit al Maqdis” con el suceso de Mansura, en el delta del Nilo.

Como consecuencia del atentado, el Consejo de Ministros de Egipto declaró a los Hermanos Musulmanes como “grupo y organización terrorista”, de acuerdo al artículo 86 del Código Penal, que estipula las condenas para quienes atentan contra el Estado.

De esta forma, Egipto aplicará las sanciones estipuladas por la ley contra el terrorismo contra aquellas personas que participen en las actividades del grupo, las financien o hagan propaganda a su favor mediante cualquier medio.

A pesar de la prohibición de las autoridades, centenares de islamistas salen a manifestarse a diario en varias ciudades para pedir la restitución del depuesto presidente Mohamed Mursi, dirigente de los Hermanos Musulmanes.

Desde el golpe militar contra Mursi, las autoridades han reprimido por la fuerza las manifestaciones de los islamistas, han ordenado la disolución del grupo y detenido a sus principales dirigentes, entre otras acciones.




Volver arriba