El fuego se extiende en depósitos de combustible en Trípoli

Una columna de humo negro se eleva en el cielo de Trípoli, Libia, después de que un cohete alcanzara un depósito de gasolina cerca del aeropuerto.- (EFE)

Una columna de humo negro se eleva en el cielo de Trípoli, Libia, después de que un cohete alcanzara un depósito de gasolina cerca del aeropuerto.- (EFE)

TRÍPOLI (EFE).- Un segundo depósito de combustible situado en unas instalaciones cercanas al aeropuerto internacional de Trípoli ha comenzado a arder hoy, después de que ayer impactara un misil en otro contenedor cercano, informó el Gobierno libio, que ha calificado la situación de “muy peligrosa”.

En un comunicado de “urgencia”, el Ejecutivo libio volvió a instar a las milicias que se enfrentan desde hace dos semanas por el control del aeropuerto a que detengan los combates inmediatamente para facilitar las labores de los bomberos.

Las autoridades han mostrado su temor de que el incendio pueda provocar una “catástrofe” humana y medio ambiental y han pedido a los habitantes que se alejan al menos cinco kilómetros de las instalaciones, pertenecientes a la compañía petrolera libia Brega.

Un responsable del sector petrolero que prefirió no identificarse dijo a Efe que hombres armados habían disparado contra uno de los 13 vehículos de bomberos desplazados hasta el lugar para intentar controlar las llamas.

Las fuente aseguro que tras declararse el incendio en el segundo depósito los bomberos lograron salir de las instalaciones con gran dificultad.

Según el responsable, quienes han disparado contra las personas que intentan controlar la situación pretenden la destrucción de los depósitos.
El Gobierno ha pedido ayuda internacional para contribuir a las labores de extinción y espera la llegada de aviones para sofocar las llamas.
Según explicó a Efe el portavoz de la Compañía Nacional de Petróleo (CNP), Mohamed al Harari, el primer depósito, que resultó afectado anoche por el impacto de un misil contiene 6.600.000 litros de gasolina.
Al Harari advirtió sobre una eventual catástrofe en caso de que se propague el incendio, ya que, a su juicio, las instalaciones albergan entorno a 90 millones de litros de distintos tipos de combustible.
Los enfrentamientos en torno al aeropuerto de Trípoli ya han causado al menos 97 muertos y 404 heridos, y han vuelto a desatar el temor a de un colapso del régimen libio.
El pasado 13 de julio, las milicias de Misrata (situada a 200 kilómetros al este de Trípoli) lanzaron la operación “Fayer” (Amanecer) con el objetivo de arrebatar el aeródromo a las brigadas de Zintán (a 170 kilómetros al suroeste de la capital), que controlan las instalaciones desde la caída del régimen de Muamar al Gadafi, en 2011.




Volver arriba