Desmond Tutu lamenta no haber sido invitado al funeral de Mandela

El arzobispo emérito de Ciudad del Cabo, Desmond Tutu

JOHANNESBURGO  (EFE).- El arzobispo emérito de Ciudad del Cabo, Desmond Tutu, lamentó hoy no poder asistir al funeral de Estado de su gran amigo Nelson Mandela, tras alegar que no ha sido incluido en la lista oficial de invitados.

El Gobierno sudafricano aclaró, al respecto, que Tutu debería haber avisado de que quería asistir al funeral en Qunu, donde el expresidente será enterrado mañana.

En un comunicado, el religioso expresó su decepción por haber tenido que cancelar su vuelo para poder asistir al funeral en Qunu, la aldea donde Mandela pasó su infancia y donde pidió expresamente recibir sepultura.

“Me habría encantado asistir al oficio para dar el último adiós a a alguien a quien amé y aprecié, pero habría sido una falta de respeto hacia Tata (“Padre”, como se conoce también a Mandela) irrumpir en un funeral familiar íntimo”, dijo el arzobispo.

“Si yo o mi oficina hubiéramos sido informados de que era bienvenido, no me lo habría perdido por nada en el mundo”, subrayó Tutu, quien ha asistido en el pasado a funerales de otros héroes sudafricanos que combatieron el régimen racista del “apartheid”, como Steve Biko.

Según el diario local “Saturday Star”, el clérigo podría haber sufrido un desaíre debido a sus abiertas críticas al actual Gobierno del presidente Jacob Zuma, líder del Congreso Nacional Africano (CNA), partido que lideró en su día Mandela.

La portavoz gubernamental, Phumla Williams, puntualizó, por su parte, que el Ejecutivo sudafricano no envía “invitaciones” a los funerales, sino que tiene una lista con gente acreditada para asistir.

“Si hubiera llamado, le habríamos dado la acreditación…Ellos nunca habrían rechazado a Tutu…No ha habido ningún engaño”, añadió.

Tutu estaba en la lista de personas eminentes acreditadas para el funeral, según la portavoz.

Todos los que asistirán preguntaron al Gobierno si podían asistir, o bien lo hizo algún representante de sus embajadas, precisó.

Tutu también quedó fuera del programa oficial del servicio religioso en memoria del expresidente celebrado el pasado martes en en el estadio FNB de Johannesburgo, al que asistieron miles de personas, entre ellas un centenar de jefes de Estado y Gobierno.

El arzobispo fue incluido a última hora para dar una bendición al final de ese oficio religioso y honrar a Mandela, fallecido el pasado 5 de diciembre en su casa de Johannesburgo.

Tutu alcanzó fama mundial durante los años ochenta del pasado siglo por su lucha contra el régimen del “apartheid”, que encabezó la minoría blanca de Sudáfrica hasta su desmantelamiento en 1994, y logró el Premio Nobel de la Paz en 1984.




Volver arriba