Continúan desaparecidas las niñas secuestradas en Nigeria

LONDRES (EFE).- El Ejército de Nigeria ha admitido que la mayoría de las 129 niñas secuestradas el pasado lunes en una escuela sigue en paradero desconocido, al retractarse de una declaración previa que aseguraba que 121 escolares habían sido liberadas.

Según informan hoy los medios locales, el portavoz del Ejército, general Chris Olukolade, emitió a última hora del jueves un comunicado en el que afirma que la “búsqueda continúa” y retira la versión que apuntaba a la liberación de las menores, cuyo secuestro atribuyen las autoridades a la secta radical islámica Boko Haram.

En una nota difundida el miércoles, Olukolade aseguró que 121 de las 129 escolares secuestradas en la localidad de Chikob (noroeste de Nigeria) habían sido liberadas.

Sin embargo, la directora de la Escuela Gubernamental Femenina de Secundaria de Chibok (objeto del secuestro), Asabe Kwambura, acusó este jueves a los militares de mentir.

“No hay nada en el comunicado militar que sea verdad sobre nuestras niñas secuestradas”, subrayó la directora.

“Hasta ahora, todavía estamos esperando y rezando por el regreso seguro de las estudiantes. Lo único que sé es que sólo catorce de ellas están con nosotros”, indicó Kwambura, al agregar que vigilantes y voluntarios andan tras el rastro de las menores.

El gobernador del estado de Borno (al que pertenece Chibok), Kashim Shettima, también negó la versión de las Fuerzas Armadas.

Tras esos desmentidos, el portavoz militar subrayó que el Ejército “desea reconocer como válida la declaración de la directora de la escuela y del gobernador sobre el número de estudiantes todavía desaparecidas, y se retracta del comunicado previo”.

Olukolade explicó que la información divulgada en un principio se obtuvo sobre el terreno procedía de un “canal oficial” y se publicó “de buena fe”, si bien resultó ser errónea, lo que fue un hecho “desafortunado”.

“Como a cualquier ciudadano, al Ejército le preocupa mucho garantizar que todas las estudiantes son liberadas con vida y de forma segura”, agregó el portavoz, tras negar que el Gobierno quiera “hacer política” con la operación para rescatar a las niñas.

Según los testigos citados por los medios locales, el secuestro de las escolares ocurrió la noche del lunes, cuando unos 50 hombres armados llegaron a Chibok en un convoy de vehículos y prendieron fuego a edificios públicos y viviendas.

Después se dirigieron a la escuela local de enseñanza secundaria, donde capturaron a todas las estudiantes que pudieron y se las llevaron en un camión.

El hecho se produjo horas después del atentado con bomba, vinculado también por el Gobierno a Boko Haram, que el pasado lunes causó al menos 75 muertos en una estación de autobuses de Abuya.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la “sharía” o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales




Volver arriba