Condena a periodistas

Van a la cárcel por "ayudar" en Egipto a grupo terrorista

Una protesta en Kenia, realizada en febrero, a favor de periodistas que fueron condenados ayer en Egipto

EL CAIRO (EFE).- Un tribunal egipcio condenó a entre siete y diez años de cárcel a tres periodistas del canal catarí Al Yazira en inglés por difundir “noticias falsas sobre Egipto y colaborar con la organización de los Hermanos Musulmanes”.

El corresponsal australiano Peter Greste y el egipcio con pasaporte canadiense Mohamed Fahmy recibieron una pena de siete años de prisión, según el veredicto leído al final de la vista, a la que asistió EFE.

El egipcio Baher Mohamed fue sentenciado en total a diez años, siete por los mismos cargos que sus compañeros y otros tres porque llevaba una bala en el momento de la detención. La Corte condenó asimismo a doce personas juzgadas en rebeldía, entre ellas tres extranjeros, a diez años de cárcel.

Además, el tribunal sentenció a tres estudiantes procesados en la misma causa a siete años de prisión y absolvió a otros dos.

Uno de los abogados del caso, Shaaban Said, declaró en la sala que van a apelar la sentencia, emitida en primera instancia, que calificó de “dura y cruel”.

También el hermano de Peter Greste, Mike, afirmó que recurrirán el fallo, tras mostrarse “devastado” por la sentencia a su pariente.

Al fin de la sesión, celebrada en el Instituto de Suboficiales de la Policía de El Cairo, cerca de la cárcel de Tora, estallaron en la sala consignas contra el régimen militar vigente.

Greste y Fahmy han estado encarcelados en Tora desde su detención a finales de diciembre pasado, ocurrida en un hotel de El Cairo.

Según Al Yazira, sólo ocho de los veinte inculpados trabajan para el canal, entre ellos los británicos Sue Turton y Dominic Kane, que vinieron a Egipto a trabajar, cubriendo los acontecimientos tras el derrocamiento militar en julio de 2013 del presidente Mohamed Mursi.

Turton y Kane, que recibieron una pena de diez años de cárcel, se encuentran fuera de Egipto, al igual que otros productores y técnicos egipcios de la cadena.Las autoridades egipcias han cerrado las oficinas de Al Yazira en El Cairo y acusan a esta televisión de respaldar a los Hermanos Musulmanes, declarados grupo terrorista, y difundir informaciones que tergiversan la realidad de Egipto.Este juicio ha despertado críticas de las organizaciones de derechos humanos y de colectivos de periodistas, que han convocado numerosas protestas para apoyar a los acusados y pedir su puesta en libertad.El Comité para la Protección de los Periodistas sitúa a Egipto entre los diez estados con más reporteros detenidos y el tercer país más mortífero para los informadores en 2013.




Volver arriba