Boko Haram secuestra a veinte mujeres en Nigeria

Algunos vehículos dañados durante los ataques realizados por Boko Haram

LAGOS (EFE).- Veinte mujeres fueron secuestradas por un grupo de hombres armados, supuestamente miembros de la milicia radical islámica de Boko Haram, tras un asalto a un asentamiento nómada en el norte de Nigeria, confirmaron hoy fuentes del Gobierno del Estado de Borno.

El suceso ocurrió el pasado jueves en un asentamiento del Estado de Borno -feudo político y operativo de Boko Haram- muy cercano a Chibok, donde el pasado 14 de abril fueron secuestradas más de 200 niñas por el grupo terrorista.

“Las mujeres fueron secuestradas el pasado jueves en un asentamiento de la etnia fulani y llevadas por la misma ruta por la que se llevaron a las niñas secuestradas”, explicaron a Efe fuentes del gobierno de Borno.

Además, desde el gobierno estatal se mostraron “sorprendidos” de que los fundamentalistas hayan atacado de nuevo la zona, ya que hay una “gran presencia de seguridad militar”.

El secuestro se produjo cuando un grupo de hombres armados asaltaron el asentamiento y obligaron a las mujeres -a punta de pistola- a meterse en varias camionetas, según el diario nigeriano “Leadership”.

“Se llevaron a las mujeres cuando no había ningún hombre. Los únicos tres jóvenes que había allí no pudieron ayudarlas”, relató un vigilante local al periódico.

Los tres jóvenes, explicó, también fueron obligados a subir a los vehículos y permanecen retenidos por los asaltantes.

“Intentamos ir tras ellos cuando nos avisaron de la noticia tres horas después de que sucediera, pero los vehículos que tenemos no pueden ir muy lejos y el aviso nos llegó demasiado tarde”, relató el vigilante.

Aunque ningún grupo ha puesto nombre a este secuestro, se sospecha que ha sido obra de Boko Haram, que reivindicó hace más de un mes el secuestro de más de 200 niñas a las que todavía mantiene retenidas.

A finales de mayo el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, prometió una “guerra total” contra este grupo terrorista, que además de haber secuestrado a las menores, perpetra casi a diario ataques en la zona norte del país africano.

Aunque Borno es uno de los tres Estados en los que el Gobierno ha decretado el estado de emergencia, esta medida no ha conseguido frenar los ataques de la milicia radical.

El grupo terrorista ha asesinado a 12.000 personas y ha herido a otras 8.000 en los últimos cinco años, según señaló el presidente nigeriano.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que se ha intensificado en los últimos meses.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales



Volver arriba