Aumentan a 6 muertos y 15 heridos por el atentado en Mogadiscio

En hombre rocía agua para extinguir las llamas tras un ataque suicida, en el Aeropuerto de Mogadiscio, Somalia.- (EFE)

MOGADISCIO (EFE).- Al menos seis personas murieron hoy y 15 resultaron heridas en un atentado con coche bomba perpetrado cerca de la puerta del Aeropuerto Internacional Aden Adde de Mogadiscio, informaron hoy las autoridades.

El vicegobernador de Seguridad de Banaadir (región que incluye a la capital somalí), Warsame Mohamed Hassan Jodah, precisó que los fallecidos son civiles, entre ellos una mujer, pese a que anteriormente una fuente policial había asegurado que había muerto un miembro de las fuerzas de seguridad.

El coche explotó alrededor de las 13.00 horas (10.00 GMT), relató a Efe un trabajador del aeropuerto que se encontraba próximo al lugar de los hechos.

El complejo del aeropuerto de Mogadiscio, cuyas operaciones no se vieron afectadas por el atentado, está muy fortificado porque alberga una base de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), así como diferentes oficinas diplomáticas y de la ONU.

Entre estas oficinas se encuentra la embajada del Reino Unido en Somalia, cuyo titular, Neil Wigan, fue uno de los primeros en informar de la explosión a través de la red social Twitter.

“He oído una gran explosión muy cerca del aeropuerto. El humo aún puede verse”, señalaba el embajador.

Los servicios de Emergencia y efectivos de AMISOM asistieron en la evacuación de las víctimas.

La milicia radical islámica Al Shabab (vinculada a la red terrorista Al Qaeda) se atribuyó el ataque y aseguró haber matado a trece personas, entre ellos diez miembros de las fuerzas de seguridad, según indicó la emisora local RBC Radio.

La milicia alcanzó una gran notoriedad internacional el pasado septiembre, cuando se atribuyó el asalto al centro comercial Westgate de Nairobi, que causó al menos 67 muertos.

El representante especial de la Unión Africana (UA) para Somalia, Mahamat Saleh Annadif, condenó el ataque en un comunicado.

“Envío mi más sentido pésame a los amigos y las familias de las víctimas y me uno al pueblo de Somalia en su condena inequívoca de este ataque cobarde, que es una muestra clara de la impotencia de Al Shabab”, dijo Annadif.

“Las fuerzas de seguridad somalíes, apoyadas por la AMISOM, están tomando medidas para proteger a los ciudadanos frente a la violencia sin sentido de Al Shabab”, agregó el representante de la UA.

A pesar de los avances logrados en los últimos años en el terreno político, Somalia se encuentra todavía inmersa en un prolongado y complejo conflicto armado.

Las tropas de AMISOM, el Ejército somalí y varias milicias progubernamentales combaten a Al Shabab, el grupo yihadista dominante desde 2006.

Al Shabab, que anunció en febrero de 2012 su unión formal a Al Qaeda, lucha supuestamente para instaurar un estado islámico de corte wahabí en Somalia.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.




Volver arriba