Aumenta a 43 muertos por ataque islamista a escuela de Nigeria

Imagen de las chabolas calcinadas por un ataque del grupo radical islámico Boko Haram en Kawuri, Nigeria, en el que murieron 70 personas.- (EFE)

LAGOS, Nigeria (EFE).- Al menos 43 estudiantes murieron en el supuesto ataque del grupo radical islámico Boko Haram a una escuela de educación secundaria en la localidad nigeriana de Buni Yadi (nordeste), informaron hoy fuentes hospitalarias.

Esa cifra supone un incremento significativo frente a las 29 víctimas mortales de las que informaron las autoridades tras el ataque, ocurrido en la madrugada del martes.

“Hasta la fecha, 43 cadáveres han sido trasladados (de la escuela) a la morgue”, confirmaron al diario local “The Punch” fuentes del Hospital Sani Abacha Specialist de Damaturu, capital del estado de Yobe, donde se encuentra Buni Yadi.

El Ejército nigeriano ha desplegado efectivos en la zona para perseguir a los responsables de la matanza, que ha sido condenada por el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan.

En un comunicado oficial, Jonathan reprobó “el asesinato atroz, brutal y sin sentido de los estudiantes sin culpa por parte de terroristas y fanáticos trastornados, que han perdido claramente toda la moralidad humana y han descendido a la bestialidad”.

“Las Fuerzas Armadas de Nigeria y otras agencias de seguridad continuarán la guerra contra el terrorismo con todo el vigor, la diligencia y la determinación hasta que la oscura nube de asesinatos masivos y destrucción de vidas y propiedades sea removida de nuestro horizonte de forma permanente”, añadió el jefe del Estado.

Según los medios locales, el suceso se produjo en la madrugada del martes, cuando los asaltantes mataron a los alumnos con armas blancas en lugar de con pistolas, como habitualmente hacen, para evitar llamar la atención.

Después de asesinarlos, los atacantes quemaron la escuela, que también servía de residencia para los estudiantes.

Buny Yadi está en Yobe, uno de los tres Estados nigerianos que se encuentran bajo emergencia oficial por los frecuentes ataques de Boko Haram.

Yobe ya fue objeto de una acción similar el pasado septiembre, cuando un colegio de enseñanza agrícola fue atacado por hombres armados, supuestos miembros de Boko Haram, y murieron al menos cuarenta estudiantes.

El grupo radical, cuyo nombre significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la “sharía” o ley islámica en Nigeria, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde 2009, cuando la Policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos, de acuerdo con las cifras que maneja el Ejército nigeriano.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales.



Volver arriba