Ataque del ejército de Kenia en Somalia deja 30 milicianos muertos

Un soldado del ejército de Kenia lleva un lanzagranadas propulsadas por cohetes como él patrullas en Tabda, dentro de Somalia.- (AP)

MADRID (Notimex).- Más de 30 miembros de la milicia islámica de Somalia Al Shabab, incluidos dirigentes destacados, han muerto en un ataque de la aviación keniana, informaron las Fuerzas Armadas del país africano en Nairobi.

El ataque fue en Garbarahey, cerca de la frontera con Kenia y Etiopía, donde la milicia vinculada a la red Al Qaeda, tiene emplazados uno de sus campamentos más importantes.

El vocero de las Fuerzas de Defensa de Kenia (FDK), coronel Ciro Oguna, indicó a la agencia china de noticias Xinhua que el bombardeo tuvo lugar ayer en la noche en Garbarahey, en la región de Gedo, a 600 kilómetros al noroeste de la capital somalí, Mogadiscio.

“La evaluación inicial indica que el ataque dejó al menos a 30 militantes de Al Shabab, incluidos los comandantes claves de la organización armada. Más de cinco vehículos y mucho material bélico, entre otros recursos fueron destruidos”, comentó.

Otro funcionario militar adelantó que las fuerzas armadas de Kenia tratan de determinar las identidades de los muertos en la incursión, reportó el diario The Star.

“Todavía tenemos que determinar su identidad, pero son sin duda altos mandos dentro de la jerarquía del grupo militante islámico”, señaló una fuente militar.

Kenia ha estado luchando contra Al Shabab desde octubre de 2011, y se ha incorporado a la fuerza de la Unión Africana desplegada en el país.

El presidente Uhuru Kenyatta se ha comprometido a mantener la presencia militar de Kenia en el país devastado por la guerra a pesar de los ataques de la milicia dentro de terriorio keniano, incluyendo uno contra el centro comercial Westgate en septiembre del año pasado.

El asalto al centro comercial dejó 72 personas muertas y más de 160 heridas.

La milicia, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, donde el frágil gobierno somalí todavía no está en condiciones de imponer su autoridad.

Este último ataque del ejército keniano se produce después de uno similar en noviembre del año pasado que dejó al menos 30 combatientes de Al Shabab muertos.

En esa ocasión, soldados somalíes y kenianos atacaron el escondite de los militantes en Kolbio, en el sur de Somalia, donde más de 30 combatientes de Al Shabab se encontraban.

Al Shabab ha prometido ataques de represalia, apuntando principalmente a las fuerzas de seguridad en las ciudades fronterizas del norte de Kenia, donde decenas de personas han sido asesinadas en ataques atribuidos a la milicia islámica.




Volver arriba