Asesinada en Bengasi la abogada Salwa Bughaigis

ARGEL (EFE).- La abogada y activista política libia Salwa Bughaigis, una de las pocas mujeres que formó parte del primer Consejo Nacional de Transición de la revolución de 2011, ha sido asesinada en la ciudad oriental de Bengasi de un tiro en la cabeza, informó hoy la agencia oficial de noticias libia WAL.

Según la fuente, que no da detalles sobre la circunstancias de su muerte, Bughaigis fue ingresada anoche en el hospital Centro Médico, donde falleció pocos minutos después.

Durante toda la jornada electoral de ayer y desde su página de Facebook, Bughaigis instó a los habitantes de la segunda ciudad más grande del país a votar para superar los retos a los que se enfrenta la joven democracia libia.

“Demostrad a todos que Libia no se arrodilla ni se inclina, que Libia continuará luchando sin importar los retos ni las dificultades. Nosotros estamos decididos a construir la Libia en la que soñamos”, escribía pocas horas antes de morir a manos de unos desconocidos.

La misión de la ONU en Libia (UNSMIL, según sus siglas en inglés), condenó el asesinato de Bughaigis, que también participaba en el Comité Preparatorio para el Diálogo Nacional en el país, auspiciado por Naciones Unidas.

En un comunicado difundido hoy, la UNSMIL pidió a las autoridades que “investiguen concienzudamente el asesinato y presenten a los culpables ante la justicia”.

La muerte de Bughaigis se suma a la ola de asesinatos de la que es testigo Bengasi desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011.

Agentes de las fuerzas de seguridad, pero también activistas, periodistas, abogados, jueces y diplomáticos han sido blanco de estos ataques, la mayoría de los cuales no han sido resueltos.

En las redes sociales, sus últimos mensajes fueron para apoyar al Ejército y a las fuerzas del general sublevado Jalifa Hafter, que desde el 16 de mayo se enfrenta a varias milicias islamistas de la ciudad.

Bughaigis también colgó tres fotos suyas en el momento en el que ejercía su derecho a voto para elegir a los diputados del nuevo Parlamento que deberá intentar sacar al país de la crisis profunda política y de seguridad que atraviesa.




Volver arriba