Argel advierte sobre proliferación de “zonas sin ley” en África subsahariana

ARGEL  (EFE).- El ministro de Exteriores argelino, Ramtan Lamamra, advirtió hoy sobre los peligros de la proliferación de “zonas sin ley” en el África subsahariana donde, según él, prolifera toda clase de tráfico ilegal.

“Ante la ausencia de alternativas económicas, sobre todo para los jóvenes, el África subsahariana se ha transformado en una serie de zonas sin ley donde se ha impuesto todo tipo de tráfico ilegal”, dijo Lamamra durante una conferencia sobre los retos de seguridad en la región.

El ministro, citado por la agencia estatal argelina, APS, subrayó que el origen de la situación actual son los movimientos populares que estallaron en 2011 contra varios regímenes dictatoriales árabes, como el tunecino, el libio o el egipcio.

“Lo que comúnmente se denomina la Primavera Árabe ha permitido a los grupos terroristas locales aumentar su influencia ideológica y su fuerza material, agravando la magnitud de los desafíos que hay que afrontar”, declaró el responsable argelino.

Para Lamamra, las “consecuencias directas de la guerra de Libia”, en referencia al levantamiento popular armado de 2011 que derrocó al dictador Muamar el Gadafi, “se han manifestado, especialmente, por el flujo de todo tipo de armas en gran número hacia el norte de África y el Sahel”.

Durante su participación en el foro, organizado por el Centro de Estudios Estratégicos del Próximo Oriente y Asia del Sur, Lamambra destacó que las amenazas terroristas son ahora “más complejas y trasnacionales”, especialmente en África del Norte y en el Sahel, donde están “estrechamente ligadas al crimen organizado”.

“La zona de inseguridad se ha ampliado hacia toda África del norte, el Sahel y África del Oeste, donde prosperan las actividades criminales y terroristas”, añadió el ministro argelino, que citó como ejemplo a los grupos terroristas Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y Boko Haram.

Según el jefe de la diplomacia argelina, “en un contexto económico desastroso, los retos sociales a los que se enfrentan los Estados subsaharianos solo se pueden abordar con el apoyo consecuente de la comunidad internacional”.

En este sentido, hizo hincapié en la “imperiosa” necesidad de aunar esfuerzos para luchar tanto a favor del desarrollo como contra los grupos terroristas y sus redes de apoyo. EFE




Volver arriba