Anulan las elecciones en Malaui

NAIROBI (EFE).- La presidenta de Malaui, Joyce Banda, ordenó hoy anular las elecciones celebradas el pasado martes y convocar nuevos comicios en el plazo de 90 días debido a las irregularidades que, a su juicio, ha tenido el proceso.

Banda comunicó hoy su decisión, después de que la Comisión Electoral de Malaui hiciera públicos los primeros resultados electorales (con el 30 por ciento del voto escrutado), que apuntan a una victoria del candidato del Partido Democrático, Peter Mutharika.

“Quiero anunciar que no participaré como candidata en las próximas elecciones presidenciales”, manifestó en un comunicado Banda, la segunda mujer en presidir un país africano.

La presidenta de Malaui justificó su decisión en su intención de dar a los ciudadanos “la oportunidad de expresar su voluntad de forma libre y justa y elegir a sus líderes de forma libre, justa, transparente y creíble”.

Al mismo tiempo, Banda ordenó al Ejército poner a sus hombres en estado de combate por si se produjera algún estallido de violencia.

Desde la oposición, argumentaron que la presidenta carece de poderes constitucionales para anular las elecciones, recoge el rotativo “Malawi Post”.

La Comisión Electoral reveló a última hora de ayer que, con el 30 por ciento escrutado, el Partido Progresista Democrático liderado por Peter Mutharika habría obtenido el 42 por ciento de los votos, seguido del Partido del Pueblo de Banda, con el 23 por ciento, informó hoy el diario digital “Malawi Voice”.

El pasado jueves, Banda ya denunció que las elecciones presidenciales se habían visto afectadas por una “manipulación masiva” organizada por la oposición y pidió el recuento manual de los votos.

Al respecto, el presidente de la Comisión Electoral, Justice Maxon Mbendera, expresó su decepción por las declaraciones de Banda y negó que el sistema que realizará el escrutinio hubiera sido manipulado.

El pasado martes, al término de la jornada electoral, agentes de Policía y soldados registraron la vivienda de miembros de la oposición para buscar pruebas del fraude electoral.

Con todo, observadores enviados por la Unión Africana, la Unión Europea o la Commonwealth se mostraron satisfechos en líneas generales con el proceso.

Malaui es uno de los países más pobres del mundo y más del 40 por ciento de su presupuesto anual procede de ayudas al desarrollo procedentes de países occidentales.




Volver arriba