Acusaciones en Venezuela

El gobierno contra Obama y Capriles contra Maduro

Simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro realizaron ayer otra manifestación en Caracas, Venezuela

CARACAS (EFE).- El gobierno de Venezuela rechazó ayer las declaraciones del presidente estadounidense, Barack Obama, sobre la situación que vive el país y las calificó como una “nueva y grosera injerencia en los asuntos internos” de la nación sudamericana.

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela repudia tajantemente las declaraciones emitidas por el presidente de los Estados Unidos”, dijo la Cancillería en un comunicado.

En el texto se afirma que las declaraciones formuladas el miércoles por Obama están basadas en “información falsa y aseveraciones sin fundamento” y lamentó que se “siga agrediendo a un país libre y soberano de la América Latina y Caribeña, cuyas políticas son el resultado de la voluntad popular expresada democráticamente”.

El comunicado acusa además a EE.UU. de financiar, alentar y defender a “los dirigentes opositores que promueven la violencia” y señala que el gobierno venezolano seguirá “tomando las acciones necesarias para impedir que agentes estadounidenses busquen implantar la violencia y la desestabilización” en ese país.

Obama condenó anteayer en México la violencia en Venezuela y pidió al gobierno de Nicolás Maduro “atender los reclamos legítimos” de su pueblo, en lugar de desviar la atención expulsando a diplomáticos estadounidenses con “falsas acusaciones”.

El mandatario exhortó además al gobierno venezolano a liberar a los manifestantes que han sido detenidos en las protestas opositoras y a entablar un “diálogo verdadero” con estas.El régimen venezolano responsabilizó a EE.UU. de la violencia que ha empañado las marchas pacíficas en Venezuela y el domingo anunció la expulsión del país de los diplomáticos estadounidenses Breeann Marie McCusker, Jeffrey Gordon Elsen y Kristofer Lee Clark.Las protestas contra el gobierno se han sucedido en Venezuela desde el pasado 12 de febrero, cuando una marcha convocada por estudiantes y opositores terminó en violencia, lo que Maduro ha atribuido a un plan de la oposición para sacarlo del poder con la anuencia de EE.UU.El canciller, Elías Jaua, acusó a “funcionarios de distinto nivel” del país del norte de promover grupos violentos y de darles apoyo financiero a través de “organizaciones fachada”.En tanto, Maduro declaró el fin de semana que EE.UU. le hizo exigencias “inaceptables” para que dialogue con la oposición y detenga las medidas judiciales contra el opositor Leopoldo López.

Por su parte, el líder opositor Henrique Capriles acusó al gobierno de Nicolás Maduro de promover la confrontación al detener al dirigente Leopoldo López bajo acusaciones de incitar a la violencia generada en Venezuela en la última semana.

“El gobierno cree que metiendo preso a algún dirigente político se acabaron los problemas del país…, más bien creo que puede ahondar la conflictividad”, declaró Capriles en rueda de prensa.

Tras defender la inocencia de López, que permanece desde el martes en una prisión militar en las afueras de Caracas acusado de cuatro delitos,entre ellos, incendio y asociación para delinquir, el ex candidato presidencial consideró un “grave error político del gobierno” la detención del líder de Voluntad Popular.

“Si ustedes querían la paz, la tranquilidad, bajar las aguas no era precisamente llevándose a Leopoldo López preso”, señaló el líder opositor venezolano.

López se encuentra detenido en la penitenciaría militar de Ramo Verde, en las inmediaciones de Caracas, después de que anteanoche un tribunal ratificara una medida de prisión durante 45 días en su contra.El dirigente opositor fue responsabilizado personalmente por el presidente, Nicolás Maduro, por los enfrentamientos al término de una manifestación que el pasado día 12 acabó con tres muertos como parte de un supuesto plan de desestabilización para dar un golpe de Estado.Al tiempo que insistió en su condena a la violencia, una situación, que dijo, solo favorece al oficialismo, Capriles también se desmarcó de quienes desde las protestas o desde un sector de la oposición piden la salida inmediata del poder de Maduro.”(La frase) ‘Maduro vete ya’ puede terminar significando Diosdado vente ya”, dijo en referencia al presidente del Parlamento, el chavista Diosdado Cabello, y a la consigna que entonan muchos manifestantes para reclamar la salida de Maduro.En esa línea, pidió que las protestas tengan “un rumbo” para no generar falsas expectativas en la población que luego terminen en frustración.Además, reiteró sus críticas al gobierno por supuestamente reprimir las protestas de estudiantes en su contra que se han repetido en gran parte del país desde inicios de este mes y por valerse de grupos irregulares armados ilegalmente para atacar a los manifestantes.”Mientras Nicolás Maduro daba una cadena (nacional en televisión y radio) para amenazar, en paralelo se había desatado una represión brutal contra quienes estaban en las calles”, dijo.Maduro indicó ayer que había recibido noticia de grupos de motociclistas que se hacían pasar por chavistas en Caracas y desligó a esas bandas que se dedicaban a generar violencia de los colectivos afines al gobierno y anunció que serían detenidos.En sintonía con la postura que adoptó desde que un ala de la oposición llamó a salir a la calle a protestar contra el régimen, Capriles pidió a sus seguidores no perder el foco del reclamo, que debe pasar por exigir al gobierno una solución de los problemas cotidianos, como la alta inflación o el desabastecimiento.”Nuevamente les hacemos un llamado a no caer en el peine (la trampa) de la violencia, a poner el objetivo en los problemas del país. No perdamos el foco”, manifestó.

Venezuela | Conflicto

Los problemas en el país sudamericano han tenido repercusión en México.

No hay pruebas

El embajador de Venezuela en México, Hugo José García Hernández, admitió ayer que no hay ninguna evidencia de que en territorio mexicano se entrenó a gente de la oposición al gobierno de Nicolás Maduro.

Relación crítica

“La relación con México ha sido crítica en los últimos sexenios, pero con Enrique Peña Nieto confiamos en un acercamiento”.

“Burda represión”

La diputada opositora venezolana María Corina Machado afirmó que la audiencia judicial que se hizo al dirigente político Leopoldo López es una muestra “evidente y burda” de la “represión brutal” contra la disidencia.




Volver arriba