Yolanda Contla plasma añoranza por el barrio de La Merced

Norma Yolanda Contla

Norma Yolanda Contla

MÉXICO (Notimex).- Recuerdos de la primera infancia y recurrentes visitas posteriores al barrio que siempre ha llevado en su corazón, motivaron a Norma Yolanda Contla a escribir ‘Historias de La Merced íAhí va el golpe!’, un viaje al pasado de uno de los barrios más viejos de la ciudad.

El amplio salón que originalmente se había destinado la tarde de ayer para la presentación del libro, en el Museo de las Culturas en el Centro Histórico de la capital del país, resultó insuficiente para aquellos que querían escuchar las razones de la autora para escribir tan fabuloso testimonio.

Razón por la que la interminable fila de lectores se trasladó a uno de los auditorios del recinto, donde apenas cupo el público, integrado en su mayoría por habitantes o trabajadores de esa zona comercial, cuya historia data de muchos cientos de años y cuyo futuro parece estar asegurado para siempre.

El volumen, coeditado cuidadosamente por el XXX Festival México Centro Histórico y el sello Xihuatl Ediciones, consigna testimonios de comerciantes que forjaron la identidad del espacio comercial, narraciones compiladas por Contla, rematadas con la investigación iconográfica de la fotógrafa Susana Casarín.

‘Si no lo encuentra en La Merced, no existe’, es una popular frase que define a una de las zonas comerciales más importantes del continente, barrio plagado de sonidos y sabores, manantial de imágenes, arquetipos, ambientes e historias que le dan vida al mito llamado La Merced, señaló la autora en la presentación.

Son 11 relatos-charlas con personajes con más de 50 años de trabajar en La Merced, que dialogan con las imágenes, actuales e históricas, ‘con la firme intención de rescatar un pasado que le da identidad a uno de los barrios más antiguos de la metrópoli’, dijo.
Oriunda de La Merced, Norma Yolanda Contla recupera sus recuerdos de la niñez y los comparte a través de un recorrido por las calles, comercios y personas de distintos orígenes que son el rostro pasado y presente de un sitio de más de 400 años ininterrumpidos, con múltiples historias y leyendas.

‘Me gusta saber de la gente que deambula por aquí porque todos tenemos una historia, es importante seguir la huella de quiénes somos y por qué somos así, para conocernos más’, comentó la también promotora cultural y maestra de danza contemporánea poco antes de iniciar la ceremonia de presentación.

El libro inicia con una evocación de vivencias infantiles, y una descripción del ambiente y los personajes. Relata en primera persona sus visitas a la carnicería cercana a comprar lo que se le encomendaba, describiendo aromas, imágenes y protagonistas que conformaron el contexto de ‘Remembranza de mi niñez’.

‘En La Merced todos se ayudan y todos se llaman la atención si alguien hace algo indebido, aunque ahora se está perdiendo ese sentido de comunidad, pues a veces ni siquiera sabemos cómo se llama el señor de la tienda o el vecino de al lado’, refirió la autora, quien platicó con personajes que dan vida al libro.

En su oportunidad, Casarín dejó ver su deseo de mostrar a los comerciantes como si fueran las venas donde circula toda la sangre del corazón llamado La Merced.

‘El libro no tiene nada qué ver con el mercado; retrata a seres humanos que han estado ahí, que han sacrificado mucho y apostado todo por ese barrio’, precisó.




Volver arriba