Uno de cada cuatro japoneses ha pensado en suicidarse, según una encuesta

TOKIO (EFE).- Casi uno de cada cuatro japoneses adultos ha pensado en algún momento de su vida en suicidarse, sobre todo entre los jóvenes de 20 a 30 años, según una encuesta publicada hoy por el Gobierno.

El estudio, realizado en enero tras encuestar a más de 2,000 japoneses mayores de 2

Un estudio realizado en enero tras encuestar a más de 2,000 japoneses mayores de 20 años, revela que un 23.4 por ciento ha pensado en algún momento en suicidarse.

0 años, revela que un 23.4 por ciento ha pensado en algún momento en suicidarse, lo que supone un 4,3 por ciento más que en el anterior sondeo realizado en 2008.

Los resultados “reflejan probablemente la dificultad para encontrar trabajo en medio de la crisis económica, el incremento de los empleos no regularizados y las pobres relaciones personales”, detalló la encuesta recogida por la agencia Kyodo.

Por géneros, las mujeres son las más propensas al suicidio al liderar los datos con un 27,1 por ciento, por encima del 19,1 registrado entre los hombres.

Por edades, el 28,4 por ciento entre 20 y 30 años ha pensado en algún momento en acabar con su vida, grupo que se convierte en el más proclive al suicidio, y del que el 36,2 por ciento reveló haberlo sopesado durante el pasado año.
La cifra desciende hasta el 25 por ciento entre los de 30 a 40 años, se sitúa en el 27,3 por ciento de los 40 a 50 años y en el 25,7 por ciento entre los encuestados de 50 a 60 años.

Por último, ha pensado en el suicidio un 20,4 por ciento de los encuestados de 60 a 70 años, mientras que en los mayores de 70 años desciende al 15,7 por ciento.

Entre los motivos para superar la idea de suicidarse, un 38,8 por ciento apuntó a la familia, los amigos o los compañeros de trabajo, un 38,6 por ciento subrayó la necesidad de concentrarse en el trabajo o en un hobby, mientras que el 18 por ciento cree que lo mejor es el ocio y tiempo libre.

En el estudio, realizado con un cuestionario de respuesta múltiple, el Gobierno también preguntó sobre los efectos psicológicos que provocó el terremoto y tsunami que asoló el noreste del país el 11 de marzo de 2011.

En este sentido, un 64,3 por ciento aseguró que les ha hecho darse cuenta de la importancia de las relaciones personales, mientras que el 54,3 por ciento afirmó que les ha hecho ver la importancia del esfuerzo para protegerse a sí mismos y a sus familiares.

Además, el 41,7 por ciento se siente más inseguro tras la tragedia de marzo de 2011, mientras que el 7,5 por ciento declaró que no han percibido ningún cambio en su forma de pensar o de sentir.
 




Volver arriba