Un riesgo para los futbolistas

Los cabezazos propician cierto daño cerebral

Dos futbolista se disputan el balón con la cabeza. La acción repetida de cabecear podría causar daños en la materia gris, dice un estudio

NUEVA YORK (HealthDay News).- Escáneres avanzados revelan que los futbolistas que cabecean la pelota muchas veces padecen cambios en la materia blanca cerebral que se parecen a las observadas en las lesiones traumáticas de la cabeza.

Además, se enfrentan a un riesgo mayor de desarrollar problemas de pensamiento y memoria, indican expertos.

Los científicos examinaron la relación entre cabecear y los cambios en el cerebro y en las funciones cognitivas (pensamiento y memoria).

Hallazgo

“Descubrimos que cuantas más veces una persona golpee la pelota con la cabeza, más probabilidades habrá de que se encuentren anomalías estructurales microscópicas en el cerebro, y tiene más probabilidades de que le vaya peor en las pruebas cognitivas, sobre todo con respecto a la memoria”, indica el autor del estudio, doctor Michael Lipton, director asociado del Centro de Investigación con Resonancia Magnética Gruss del Colegio de Medicina Albert Einstein, y director médico de imágenes por resonancia magnética del Centro Médico Montefiore, ambos en Nueva York.

No obstante, Lipton comenta que “no podemos afirmar que cabecear la pelota cause estos cambios. Hallamos una asociación, pero no podemos inferir que se trata de una relación de causalidad. Se necesita un estudio longitudinal que haga un seguimiento a las personas a lo largo del tiempo para probar que existe causalidad”, detalla.

El fútbol es el deporte más popular del mundo. Se calcula que 265 millones de personas juegan a este deporte en el mundo, y cabecear es una acción habitual en el fútbol. En ciertas acciones se usa la cabeza en lugar de los pies para golpear la pelota.

La materia blanca es la red de comunicación en el cerebro, y envía mensajes entre las neuronas (materia gris).

Estudio | Más datos

Los resultados del estudio fueron publicados en línea el 11 de junio en la revista especializada “Radiology”.

Velocidad

En los partidos de competición, los jugadores cabecean la pelota un promedio de entre seis y 12 veces. En este nivel de élite del juego, la pelota puede alcanzar una velocidad de 80 Km por hora o más, según el estudio.

Antecedentes

No es el primer estudio que vincula los cabezazos con cambios en la materia blanca del cerebro. En una edición de 2012 de la revista “Journal of the American Medical Association”, investigadores de Harvard compararon a un grupo de futbolistas con nadadores, y hallaron cambios en la materia blanca de los futbolistas.




Volver arriba