Barrancas del cobre

Este grupo de seis cañones es un atractivo turístico localizado en el corazón de la Sierra Tarahumara, al noroeste de Chihuahua.

El Cañón del Cobre debe su nombre al tono cobrizo de sus paredes y es más extenso y profundo que el Gran Cañón en Estados Unidos.

Se puede llegar por carretera desde la ciudad de Chihuahua, pero el modo preferido por turistas es la ruta del tren Chihuahua-Pacífico, también conocido como “El Chepe”, que atraviesa los cañones ofreciendo una vista magnífica del paisaje a lo largo de casi 15 horas, cruzando túneles, acantilados, puentes, cascadas y poblados como Creel, Cuauhtémoc, Divisadero y Bauchivo.

El recorrido ofrece varios atractivos y actividades enfocadas a turistas, como visitas a las comunidades, caminatas, campamentos y paseos a caballo.

Otra alternativa de recorrido es el teleférico, localizado en la “Estación Divisadero” que permite tener una vista panorámica del paisaje a lo largo de 40 minutos (10 minutos de ida, 20 en el mirador y 10 de regreso).

Otro atractivo es el Parque Nacional de Cascadas Basaseachi, ubicado al oeste de la ciudad de Chihuahua.

-El clima en las barrancas es variado; en las tierras altas la temperatura es baja pero sentirás más calor a lo largo de las rivieras y en la profundidad de los barrancos, sobre todo en verano.

-Lo más recomendable es que te hospedes en Chihuahua, ya que así podrás disfrutar de la ciudad o si lo prefieres en alguna localidad de la ruta del tren, como en Creel en “La Posada de Creel”.

-Durante tu visita es indispensable abordar “El Chepe” para vivir al máximo la experiencia. Si te gustan las alturas, te recomendamos transportarte a través del teleférico para gozar de una vista increíble.

-No olvides tener control de tus gastos por cualquier cosa que surja y también no debe faltar en tu viaje una cámara para registrar tu paseo.

 

Etiquetas:, ,