Peligros latentes en piscinas

Riesgos de salud por los químicos para sanearlas

Antes de comenzar a disfrutar del verano tenga en cuenta un nuevo estudio publicado por HealthDay News que halló que en las salas de emergencias de los hospitales de los Estados Unidos en 2012 se trataron casi 5,000 lesiones relacionadas con las sustancias químicas de las piscinas.

Los niños y adolescentes sufrieron casi la mitad de esas lesiones, y más de un tercio ocurrieron en casa, hallaron unos investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos. No resulta sorprendente que la mayoría ocurrieran entre el día de los caídos y el día del trabajo, y casi la mitad de estos incidentes ocurrieron en un fin de semana.

“Las sustancias químicas se añaden al agua de las piscinas para evitar la propagación de los gérmenes. Pero hay que manejarlas y guardarlas con seguridad para evitar lesiones graves”, enfatiza en un comunicado de prensa de los CDC Michele Hlavsa, jefa del Programa de Natación Segura.

Las tres lesiones más comunes por las sustancias químicas de las piscinas son problemas respiratorios (por respirar los vapores), las lesiones oculares y lesiones de la piel, según los CDC, para las cuales se ofrecen una serie de consejos para evitar estos problemas en la salud.

De un vistazo

Consejos

Para conmemorar la semana de prevención de las enfermedades y las lesiones en las aguas recreativas, del 19 al 25 de mayo, los CDC ofrecen varios consejos de seguridad para las sustancias químicas de las piscinas para los propietarios y administradores de piscinas. La primera es leer las etiquetas de las sustancias para la piscina.




Volver arriba