La experiencia de la muerte se asocia con psicosis

Daniel Bennett, de 26 años y de College Park, recibe una dosis de virus vivos de la gripe directamente en la nariz, como parte de una investigación de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos en Bethesda, Maryland. El experimento forma parte de los esfuerzos por mejorar las vacunas contra la gripe

NUEVA YORK (HealthDay News).- Los niños que experimentan la muerte de un familiar corren un riesgo ligeramente más alto de enfermedades psicóticas, como la esquizofrenia, en un futuro, revela un nuevo estudio de gran tamaño.

El riesgo es más alto entre los niños que tienen un hermano o padre que se ha suicidado, según los hallazgos, que se publican en la edición en línea de la revista “BMJ”.

Los investigadores analizaron datos de 947,000 niños nacidos en Suecia entre 1973 y 1985. De ese total, el 33 por ciento experimentó la muerte de un familiar antes de los 13 años. Más de 11,000 de los niños se vieron expuestos a una muerte por suicidio; más de 15,000, a muertes por accidentes, y más de 280,000, a muertes por causas naturales. Entre los que experimentaron la muerte de un familiar en la niñez, el 0.4 por ciento desarrolló una psicosis no afectiva (que no se relaciona con las emociones ni con el estado de ánimo), como la esquizofrenia. Además, el 0.17 por ciento presentó lo que se conoce como una psicosis afectiva (trastorno bipolar con psicosis y depresión con psicosis).

En general, hubo un mayor riesgo de psicosis entre las personas que habían sufrido una muerte en la familia durante la niñez, y el riesgo era más alto conforme más temprano se había producido la muerte en esa etapa.

El mayor riesgo se observó entre los que habían experimentado la muerte de un familiar cuando estaban en el período entre el nacimiento y los tres años de edad. Los investigadores apuntan que este aumento fue pequeño pero “significativo”.

En términos del tipo de muerte, el riesgo de psicosis fue mayor entre los expuestos al suicidio en su familia inmediata, seguido de los expuestos a la muerte por accidente y luego aquéllos expuestos a las muertes por causas naturales.

“Nuestra investigación muestra que la exposición a la muerte de un padre o hermano en la niñez se asocia con un riesgo adicional de contraer una enfermedad psicótica en el futuro”, señala Kathryn Abel, profesora del Centro de Salud Mental de las Mujeres de la Universidad de Manchester, en Inglaterra.

“Esto se asocia en particular con la exposición en la niñez temprana”, apunta.

Muerte | Psicosis

Sugieren más estudios sobre la relación entre psicosis y niños expuestos a la muerte.

Otros contextos

“Ahora se necesita más investigación, y los estudios futuros deben tomar en cuenta los contextos más amplios del suicidio de los padres y la pérdida de los padres en poblaciones étnicamente diversas no occidentales”, opina Kathryn Abel, del Centro de Salud Mental de las Mujeres de la Universidad de Manchester.

Advertencia

El estudio no probó causalidad.




Volver arriba