La cirugía de nariz de Raúl

“Manuel, ¿supiste de lo bien que le fue a Raulito, el joven hijo de nuestros amigos, con su operación de nariz?”.

“Sí, Clarita. Sé que estaba muy mal. La fosa nasal derecha prácticamente no le funcionaba. Hacía tiempo que el tabique (pared que divide las dos fosas nasales) estaba totalmente desviado hacia ese lado. Lo operó el Doctor M. Me contó su mamá que le pusieron unas prótesis dentro para que pudiera respirar por la nariz después de la operación”.

“Sí, son unas férulas que, según sé, tienen la función de mantener las cosas en su lugar y, además, poder respirar. ¡Qué maravilla! Dicen que son poco molestas”.

“El Doctor M las lleva utilizando quince años de los treinta que lleva como cirujano de nariz. Eso le ha permitido en gran medida no tener complicaciones. En pocos días se recuperan. Ya tiene siete en Mérida y ha ayudado a mucha gente con eso”.

“Pues qué bueno por el hijo de nuestros amigos y por nuestro doctor. Y, ahora, deja de estar pitando con el claxon a todo el que se pone delante de ti y llévame a la casa”.

“Sí, Clarita”.

—–

*) Especialista en Otorrinolaringología de niños y adultos. Hospital Star Médica. Teléfono 196-15-14.




Volver arriba