La cerveza deteriora los reflejos y el equilibrio

Ni el agua repone lo que se pierde en el ejercicio

El yanqui Alfonso Soriano se refresca en un entrenamiento

SAN JOSÉ.- En el estudio de la Universidad de Costa Rica sobre la hidratación con cerveza después de realizar actividad física se utilizó una muestra de 11 personas habituadas a consumir esa bebida y con una condición física apropiada para hacer ejercicio durante una hora, a fin de perder por deshidratación hasta 2% de masa corporal.

“Después de tres horas de monitoreo, cuando los participantes tomaron cerveza sólo conservaron una cuarta parte del líquido, todo lo demás lo habían orinado. Comparado con la cerveza sin alcohol y con el agua, se observó que mantenían un 50% de líquido en el cuerpo”, explica Luis Fernando Aragón, investigador de la institución.

El experto asegura que ni siquiera el agua ayuda a reponer los nutrientes que se pierden durante el ejercicio.

El estudio no trabajó con bebidas hidratantes, pero Aragón señala que las propiedades de esos productos incluyen una mezcla de agua y sales minerales como sodio, potasio, magnesio y cloro, que conservan del 60 al 70 por ciento del líquido corporal.

El análisis de la Universidad de Costa Rica demostró asimismo un deterioro de dos centésimas de segundo en los reflejos de los participantes que consumían cerveza y de un 36 por ciento en el equilibrio en comparación con aquéllos que bebían agua y cerveza sin alcohol.

Ejercicio | Cerveza

La cantidad de cerveza ingerida en el estudio fue la misma de líquido perdido por la sudoración.

No son suficientes

El investigador Luis Fernando Aragón, de la Universidad de Costa Rica, explica que, aunque la cerveza contiene malta y electrolitos que son favorables a la rehidratación, en realidad los tiene en concentraciones muy bajas como para marcar una diferencia.




Volver arriba