Son los jardineros de Dios

El misionero debe ir a sembrar la palabra del Señor

El padre Alexander Pavicevik, monseñor  Emilio Carlos Berlie Belaunzarán y el padre José María Sabín Sabín, oficiaron ayer la misa de envíoNiños, jóvenes y adultos en compañía de amigos y familia asistieron a la misa que ofició el arzobispo antes de ir a sus pueblos de misión

Una legión de “sembradores” partió a comunidades del interior del Estado para llevar la Palabra de Dios, y avivar la experiencia de la pasión, muerte y resurección de Cristo durante la Semana Santa.

Y es que ayer 950 personas partieron a las misiones, después de la misa de envío que presidió el arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, en la iglesia de Cristo Resucitado.

Los misioneros, de los grupos Familia Misionera, Juventud Misionera -femenina y masculina-, Color Misionero y Fuego Misionero llegarán a más de 60 comunidades del Estado.

Jardineros de Dios

El arzobispo, les recordó que ellos son los sembradores, los jardineros que deberán plantar la Palabra de Dios y la oración en quienes se encuentren en su camino.

Les dijo que el Espíritu Santo actuará por medio de ellos para que la semilla germine, crezca y fructifique.

Destacó que como sembradores deben nutrirse para lograr los objetivos, y la manera de hacerlo es con Comunión y la oración.

El prelado, manifestó que el trabajo que realizan durante la Semana Santa en las comunidades es muy apreciado por los sacerdotes, quienes agradecen y valoran este servicio, ya que sin su apoyo sería imposible llegar a todas las comunidades en las que tienen presencia.

Como parte de la misa, el arzobispo bendijo las cruces que portarán los misioneros, y de manera simbólica colocó varias a quienes partieron.

Entre éstos se pudo ver a niños, jóvenes y adultos, grupos de amigos y familias, muchos de los cuales cada año participan de esta actividad.

Mariló Rojas Sánchez, es una de las jóvenes que partió el día de ayer a las misiones, y quien desde hace 10 años participa en éstas.

Afirma que es algo bonito, pues ayudan a que las personas se acerquen a Dios.Ayer al término de la misa, varios misioneros subieron a una pequeña tarima que se instaló en el atrio de la iglesia a tocar la guitarra y cantar, mientras se organizaba la salida de los autobuses que ya esperaban a las misioneros, quienes retornarán a Mérida el domingo de Pascua.- Iris Ceballos Alvarado

La experiencia misionera

Invitación

Mariló Rojas Sánchez, misionera, le aconseja a quienes nunca han ido a hacerlo el próximo año, pues es una labor satisfactoria que llena el alma.

Según Mariló, lo que a ella más le gusta es poder acercarse a las personas y compartir la Palabra de Dios con ellas.

Una experiencia distinta

Juan Pablo Guzmán Cortés es otro misionero quien tiene la particularidad de ser de Toluca.

Cuenta que estuvo en Yucatán durante un año como parte de un voluntariado de los Legionarios de Cristo, le gustó el Estado e hizo amistades, y como tuvo oportunidad de participar en las misiones de Semana Santa, decidió regresar a participar en la entidad .

Dice que en Yucatán se viven de diferente manera las misiones, y las comunidades son distintas a las del Estado de México donde vive.

Señala que es una gran experiencia participar de las misiones, pues viven intensamente la Semana Santa.Como él toca la guitarra, participa con su música en las actividades programadas.




Volver arriba