Rivera Carrera llama a católicos a no pretender ser como dioses

MÉXICO, D.F.  (Notimex).- El arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, llamó a los católicos a rechazar el pecado, que en sí significa fracaso, y a evitar pretender ser como dioses.

 Durante la homilía del primer domingo de Cuaresma, advirtió que en su realidad más profunda el pecado es querer matar a Dios, negarle el lugar que le corresponde, ponerse a sí mismo en el lugar de Dios como valor absoluto, es la ‘gran tentación de ayer y de hoy’.

 El cardenal dijo que si las personas no toman conciencia de la realidad del pecado en la historia y en el mundo, si no descubren la trascendencia y la profundidad del pecado, no entenderán nada del dolor, de la pasión y de la muerte de Cristo.

 La gran tentación es ‘querer ser como Dios, sin nada ni nadie a quien obedecer, ser centro de todo y de todos para no servir a nadie y servirse de todo y de todos’.

 En la Catedral Metropolitana recalcó que el pecado es mentira y engaño en su esencia más pura, por eso Dios no puede dejarlo pasar, dejaría de ser la verdad misma.

 El pecado es también la negación misma del hombre, que no puede vivir sin esta relación con Dios, que le ha dado la vida y lo mantiene en el ser. Revelarse significa arrojarse al vacío, perderse, fracasar.

 ‘Quizá esta es la palabra más adecuada para describir el pecado: fracaso, fracaso como criatura. Intentar vivir como si Dios no existiera, querer arrojar a Dios del lugar que le corresponde en las personas y en las instituciones’, abundó.

 Rivera Carrera reconoció que no es fácil explicar al hombre de hoy, habituado a contemplarlo en todas sus formas como parte del éxito y del triunfo, qué tiene de terrible el pecado.

 ‘Pareciera que no se puede ser triunfador o moderno si no se es adicto a alguna marranilla de moda o si no se tiene alguna desviación que lo haga aparecer muy liberado’, advirtió.

 ‘Llegamos al colmo de escandalizarnos si los niños portan armas de fuego y comienzan a asesinar en las escuelas. Nos rasgamos las vestiduras cuando vemos que los jóvenes buscan por todos los medios las fiestas en donde se facilitan las drogas’, señaló.

 Sin embargo ‘está claro que si sembramos vientos, cosecharemos tempestades’, abundó el arzobispo Rivera.

Etiquetas:, , ,