Notas de la arquidiócesis

Notas de la arquidiócesis

Colegio de decanos
El miércoles 19, a las 10:30 de la mañana, se llevará al cabo la reunión mensual del Colegio de Decanos en el Aula Benedicto XVI del Centro Comunitario de la parroquia de Itzimná.
PASTORAL SOCIAL
El padre Baltazar Cervera Chuc informa que el martes 25 próximo, a las 10 de la mañana, se llevará al cabo la reunión de delegados de la pastoral social en la Rectoría de la Divina Providencia ubicada en el fraccionamiento la Huerta.
DECANATOS UNO Y TRES
El miércoles 12 de marzo próximo, a las 9:30 de la mañana, se iniciará el retiro espiritual interdecanatal de Cuaresma para el clero de los decanatos “San Ildefonso de Toledo” y “Nuestra Señora de Lourdes”, en el convento de las Madres de la Luz en “Xoclán”.
El predicador será el padre Melchor Rey Trejo Alvarado.
PREBAUTISMAL EN MERIDA
Sagrario Metropolitano: sábado, 7 p.m. Fátima: lunes, 8 p.m. San José de la Montaña: domingo, 8 a.m. San Cristóbal: lunes a martes, 8 p.m. y sábado, 7 p.m. Corpus Christi: miércoles, 7:30 p.m. María Inmaculada: martes, 7:30 p.m. Santa Lucía: sábado, 4:30 p.m. Lourdes: domingo, 8:30 a.m.
MENSAJE DE CUARESMA
El pasado 4 de febrero fue presentado en la Oficina de Prensa de la Santa Sede el Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma de este año.
El texto de dicho mensaje se centra en la pobreza y en la pobreza de Cristo en particular; un concepto muy apreciado por el Papa Francisco, que desde el inicio de su pontificado ha puesto de relieve esta dimensión de la vida cristiana. La visión cristiana de la pobreza no es la misma que rige el sentimiento común. Demasiado a menudo se considera la pobreza simplemente en su dimensión sociológica y se entiende como una falta de bienes. Por otra parte, se recurre a menudo al concepto de “Iglesia pobre para los pobres” como una forma de contestación a la Iglesia, oponiendo a una Iglesia de los pobres, una Iglesia buena… a una Iglesia de la predicación y de la verdad, dedicada a la oración y a la defensa de la doctrina y de la moral.
La primera referencia para que un cristiano entienda la pobreza es Cristo que se hizo pobre para enriquecernos con esa acción… La elección de la pobreza por parte de Cristo nos dice que hay una dimensión positiva de esa opción de vida, que también resuena en el Evangelio, que proclama bienaventurados a los pobres. Es obvio que en esta dimensión de la pobreza hay un aspecto de despojo y renuncia. No pensemos en tranquilizar nuestras conciencias burguesas denunciando la falta de bienes o la pobreza como un sistema… El mensaje de la Cuaresma hace una distinción importante entre la pobreza y la miseria. No es la pobreza, que es una actitud evangélica, sino la miseria la que queremos combatir. El Santo Padre enumera tres tipos de miseria: la material, la moral y la espiritual. La primera “afecta a cuantos viven en condiciones indignas de la persona humana”. La miseria moral consiste en convertirse en esclavos del vicio y el pecado. Esta forma de miseria que es también causa de ruina económica, se relaciona siempre con la miseria espiritual que hace presa en nosotros cuando nos alejamos de Dios y rechazamos su amor”.
¡Ay de nosotros si nuestra mirada a los necesitados prescindiera de la miseria espiritual que a menudo se esconde en el corazón del hombre y lo hace sufrir profundamente, aunque posea bienes materiales!
CATEQUESIS PARA LA CONFIRMACIÓN
San Cristóbal: miércoles a jueves, 8 p.m. y domingo, 6:30 a.m.- Presbítero Dr. Manuel Ceballos. Febrero de 2014.




Volver arriba