La rescató el Buen Pastor en el Perdón

La rescató el Buen Pastor en el Perdón

Jesús limpia sus heridas y la hace volver al redil

Queridos lectores, soy una mujer de 40 años, con tres hijos. Cada miércoles leo los Testimonios y trato de sacar lecciones para mi vida.

Nunca imaginé que hoy estaría en estas líneas pues sé que no soy un ejemplo. porque yo misma había perdido mi dignidad y lo que destruí en años de pecado Dios en su infinita misericordia quiso devolvérmelo a través del sacramento de la Reconciliación. Habían pasado más de cinco años desde que no me acercaba a la Iglesia, estaba triste, desesperada, me sentía sucia; pero ese día algo dentro de mí me decía: “Ven a mi casa. te estoy esperando”.

Y ahí me quedé llorando en silencio, ni siquiera era capaz de pedir perdón, de dirigirme a Dios, de pronunciar su nombre. De pronto el sacerdote de la iglesia se acercó a mí, pensé que me iba a decir que me fuera, que ya era tarde; sin embargo, con mucho cariño y respeto a la vez me preguntó si podía ayudarme.

Ése fue el inicio de mi confesión, pacientemente escuchó mis caídas, mis dificultades y me dio la absolución. Les puedo decir que volví a nacer, que experimenté eso que escuché cuando hice mi Primera Comunión y que no alcancé a comprender. Que Jesús es el Buen Pastor, que me carga sobre sus hombros, que limpia mis heridas y me cura con su amor.

Gracias al padre que me confesó por encarnar este Evangelio, por ayudarme a volver al redil, por enseñarme que Jesús nunca me dejó de amar y que se siente feliz de recuperarme.- Eunice

Si tienes un testimonio para compartir comunícate con Ana María al 944-96-73 o escribe a testimonios_ [email protected]




Volver arriba