Dios no abandona su Iglesia

"El padre Tony" estará el frente de la vicerrectoría

El padre Antonio Escalante Pantoja en la capilla del Seminario Mayor, del que ahora es vicerrector

Ahora la continuidad es lo más importante, expresa el padre Antonio Escalante Pantoja, vicerrector del Seminario Conciliar de Yucatán, al hablar de los planes para la casa formadora de sacerdotes católicos.

“Darle continuidad a las propuestas que tenía el rector (el padre Jorge Laviada Molina) con el equipo formador”, reitera el sacerdote, quien recibió nombramiento de vicerrector el miércoles tras el fallecimiento del rector de manera repentina.

El padre Escalante, quien pertenecía al equipo formador como director espiritual de Teología, expresa que “gracias a Dios estábamos en un punto de cierre y ya habíamos programado la evaluación, el calendario del próximo año con el rector”.

“Estábamos al día en todas las cosas, porque el padre era muy ordenado”, indica.

“Ya veremos al inicio del año cómo vamos a continuar”, añade el vicerrector, conocido por muchos como el “padre Tony”.

Después de enero de 2015, mes cuando termina su vicerrectoría, “lo que Dios quiera. Yo estoy disponible”, añade el sacerdote. “Se supone que es una continuidad, pero si se dispone otra cosa yo también estoy disponible”.

“El nombramiento yo creo que se da por obra del Espíritu Santo, por acción de Dios, que no deja abandonada a su Iglesia. Y creo que los padres de la curia y el arzobispo (monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzarán) tomaron la decisión que creyeron más pertinente para poder dar continuidad a lo que el padre Jorge estaba haciendo”, comparte.

“Primero estaba la tristeza por la muerte del padre y luego el peso de una responsabilidad. Lo que se está pidiendo no es una tarea cualquiera, yo valoro la confianza que el señor arzobispo y la curia tuvieron de pedirme esto. Yo veo que es una encomienda tremenda, de vital importancia para la vida de la Iglesia y quiero responder de esta manera, con todo el esfuerzo, con todo mi corazón para servir a Dios y a la Iglesia y lo que se me está pidiendo en este momento”.

“Siempre le he dicho al Señor que dónde Él quiera, dónde Él pida, cuándo Él quiera, el tiempo que Él quiera. Mi disposición está vigente, desde que entré al Seminario, cuando entré para formarme como alumno del Seminario, hasta mi ordenación sacerdotal”.

“De la misma forma, cuando el padre Jorge Patrón Wong fue nombrado obispo de Papantla, el arzobispo tuvo que buscar a alguien que recibiera el encargo y fue el padre Laviada. Ahora otro tiene que tomar la batuta en el Seminario”, expone.

Sobre la funciones del vicerrector, el padre Escalante explica que son la toma de decisiones en el Seminario, ver los procesos de la atención con el equipo formador, la relación con las instancias que le competen, el vínculo del Seminario con otras instancias diocesanas y ser la voz de la institución.

Algunas de las actividades que hará próximamente son la revisión de itinerario de la formación de los seminaristas, el fortalecer el impulso vocacional al ministerio ordenado y estar al pendiente de las propuestas.- Claudia Ivonne Sierra Medina

Padre Antonio Escalante

“Las figuras de anteriores rectores me parecían tan completas, tan valiosas y no es que uno no lo pudiera hacer, sino sencillamente no me vislumbraba ocupando un lugar de esos. Jamás”.

“Nosotros tenemos unos planes y Dios tiene otros para nosotros. Y si Él cree en la voz de mis pastores que puedo hacer eso, pues al menos lo voy intentar”.

“El Seminario es mi casa y familia y semillero de vocaciones”.

“Los seminaristas son la esperanza, el futuro y también mi familia”.

“El padre Laviada fue amigo, hermano y el rector. Fue una experiencia hermosa de trabajo con un sacerdote que quería y lograba la fraternidad entre nosotros”.




Volver arriba