Cuida el patrimonio local

Cuida el patrimonio local

Reconocimiento a la labor de Mario Casares G. Cantón

Mario Casares G. Cantón recibe del padre Marcin Pawel Czyz, rector de la iglesia de Monjas, un reconocimiento por apoyar su restauración

El empresario Mario Casares G. Cantón recibió anoche en el Centro Cultural de Mérida Olimpo, un reconocimiento por su colaboración y apoyo en el rescate del ex convento de Monjas, en el marco de la clausura del diplomado “Mérida, historia y tradición”.

La ceremonia se llevó al cabo en la vídeosala del Centro Cultural Olimpo, y fue presidida por Gonzalo Navarrete Muñoz, cronista de la ciudad e instructor del diplomado; Irving Berlín Villafaña, director de Cultura del Ayuntamiento, y el sacerdote Marcin Pawel Czyz, rector de la iglesia de Monjas.

El reconocimiento lo recibió de manos del padre Pawel Marcin, quien en su discurso agradeció a la sociedad por preocuparse por su patrimonio. “Deben dar gracias a Dios por la oportunidad de conocer a sus antepasados”.

El padre, quien fue parte del grupo de personas que durante un año tomó el diplomado, añadió que para los extranjeros el diplomado fue una oportunidad para conocer su nueva patria.

De manera especial agradeció a Casares G. Cantón por su apoyo para cuidar el patriminio yucateco.

Mencionó que gracias a su ayuda se pudo impermeabilizar el templo.

“Usted es un ejemplo vivo de cómo cuidar la historia y la memoria de nuestros antepasados”, y luego añadió: “es un gran ejemplo para los yucatecos de que cuando no responde el gobierno es el pueblo quien debe responder”. Tras su discurso, se bajó hacia el lugar donde estaba sentado Casares G. Cantón y le entregó el reconocimiento.

Durante la ceremonia también tomó la palabra Gonzalo Navarrete, quien externó su deseo de que el grupo no se disuelva con la graduación y que siga demostrando su gran pasión por Mérida.

en representación de los graduados, tomó la palabra Beatriz Vales García, quien recordó los momentos gratos que vivieron durante el diplomado que les movió la curiosidad por conocer la ciudad.- Iván Canul Ek




Volver arriba