"Crecemos cuando sabemos más"

“Crecemos cuando sabemos más”

La Prepa Yucatán da gracias por el inicio del curso

1 / 5


Monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzarán en la misa de ayer. Con él, los padres Antonio Escalante Pantoja y Alejandro Aguayo Escalante
Cuatro momentos de la acción de gracias, en la que se entregaron ejemplares del Nuevo Testamento y cantó un coro de estudiantes, entre ellos seminaristas


El arzobispo de Yucatán, monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, instó a jóvenes estudiantes a poner empeño y dedicación a lo que en este curso los maestros les enseñarán, ofrecerán y brindarán para crecer, pues esto contribuirá no sólo a su desarrollo personal, sino al bien de toda la sociedad.

Así lo expresó en la misa de acción de gracias que presidió ayer por la mañana en el Seminario Menor “San Felipe de Jesús”, como parte del inicio del curso 2014-2015 de la Preparatoria Yucatán.

En la ceremonia eucarística el prelado estuvo acompañado de los padres Antonio Escalante Pantoja, vicerrector del Seminario, y Alejandro Aguayo Escalante.

Fueron 394 alumnos los que, junto con el personal docente, participaron en la misa. El Arzobispo habló a los jóvenes de San Agustín, un hombre “inteligente y genial”, como lo demuestran los escritos por los que se le conoce; “experimentó el amor y lo supo transmitir”.

Explicó que San Agustín, quien nació en el año 354, se integró a la secta de los Maniqueos, en la que se hacía una exaltación de la inteligencia; pero en 387 se convirtió al catolicismo con la predicación de San Ambrosio de Milán y expresó: “Señor, te buscaba fuera de mí, cuando Tú estabas dentro de mí”.

Felicidad externa

Monseñor Berlie indicó a los jóvenes que lo mismo pasa en la vida diaria: se busca la felicidad en las cosas exteriores, como el saber y el poseer, lo cual no es malo, pero hay que tener en claro que la satisfacción definitiva sólo se encuentra en el Señor.

Enfatizó que no hay que buscar las cosas pasajeras, las que cambian, sino las esenciales dentro de nosotros mismos y preguntarnos si cumplimos nuestro deber.

Manifestó que ellos, como jóvenes, deben hacer sus deberes y tareas, pues así agradarán a Dios, pero también a personas cercanas y a ellos mismos; “cuando sabemos más estamos creciendo”.

El Arzobispo consideró que no se debe hacer caso de las críticas, pues cada quien sabe lo que vale, y citó a un conocido suyo: “Sólo acepto la crítica del que me supera”.- Iris Ceballos Alvarado

Curso escolar | Misa

El Arzobispo exhortó a sentirse agradecidos con Dios por la vida, inteligencia, salud, familia y oportunidad de formación.

Sin egoísmo

Monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzarán dijo a los alumnos de la Preparatoria Yucatán que sus ideales no deben ser egoístas ni individualistas, pensando en obtener mucho dinero, estatus social o familiar, sino la búsqueda de Cristo en el corazón, pues Él les mostrará la belleza de una vida en plenitud en función de los demás.

 

A mitad de la misa entregó a los alumnos de nuevo ingreso un ejemplar del Nuevo Testamento. Entre los asistentes estuvo el director de la Prepa Yucatán, Luis Augusto Gamboa Ávila.




Volver arriba