Primera retrospectiva de Cézanne en treinta años

“Cántaro de Gres” (arriba) y “La montaña Sainte-Victoire”, de Paul Cézanne, en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid

“Falta de coraje” para montarla antes en España

MADRID (Notimex).— El Museo Thyssen-Bornemisza presentó ayer la primera retrospectiva de Paul Cézanne en España en 30 años, en la que se destacan sus diferentes etapas artísticas, su contribución a la plástica moderna y su influencia sobre otros creadores visuales.

La vicepresidenta del patronato del museo, Carmen Thyssen-Bornemisza, y el director Guillermo Solana presentaron la exposición “Cézanne Site/Non-site”, que puede verse desde hoy y hasta el 18 de mayo próximo.

Se trata de la segunda exposición sobre Cézanne (1839-1906) en España, tras la realizada en marzo de 1984 en el antiguo Museo Español de Arte Contemporáneo; sin embargo, es su primera retrospectiva en ese país, que suma 58 pinturas procedentes de museos y colecciones privadas de todo el mundo.

La exhibición se complementa con obras de pintores que tuvieron relación o línea artística con Cézanne, como Camile Pissarro, Paul Gauguin, Emile Bernard, André Derain, Georges Braque, Raoul Dufy y André Lothe.

Solana explica que el título de la muestra fue tomado de Robert Smithson, quien utilizaba la expresión “Site/Non-site” y que aquí sirve para comparar al pintor que trabajaba en su estudio y al que realizaba paisajes en el exterior con elementos que parecían estar en un bodegón.

“Se trata de destacar lo que se ve y lo que no se ve, lo visible en la superficie y lo que está en la trastienda”, dice para ejemplificar el contraste entre los paisajes naturales en exteriores de Cézanne y las naturalezas muertas pintadas en interior.

El director del museo considera que desde 1984 no se montaba en España una gran exposición sobre Cézanne “por la falta de coraje”, ya que las expectativas relacionadas con este artista son muy grandes y se corría el riesgo de no obtener todas las pinturas necesarias para abarcar gran parte de su carrera.

En préstamo

Para Solana, el éxito de la muestra en el Thyssen-Bornemisza radica en haber recibido los préstamos de tantos museos y colecciones privadas del mundo, que permiten configurar la exposición para conocer mejor al pintor.

Entre los museos que prestaron obra están el Stadel de Fráncfort, el Estatal Pushkin de Moscú, el de Bellas Artes de Montreal, el Guggenheim de Nueva York, el de Gotemburgo y el de Artes de Toledo, y la Galería Nacional de Londres. Asimismo, la Fundación Beyeler, de Basilea; las galerías nacionales de Arte de Washington y de Ottawa; el Museo de Arte e Historia de Ginebra, el Instituto de Arte de Detroit, la Galería de Arte Albright y Knox, de Búffalo, y el Museo Nacional de Arte Occidental de Tokio.




Volver arriba