Secretos de Make Up Artist

Maquillaje y peinado realizados por Daniel Vicente Gómez

Luce piernas sin complejos

Por Daniel Vicente Gómez

Muchas mujeres deciden vestir de largo porque tienen complejos y se avergüenzan de sus piernas.

A veces es por tonterías: debido a una vieja cicatriz en una de las piernas, un lunar que no nos gusta, manchas en la piel, várices. Pera todo esto podemos corregirlo gracias al maquillaje.

Antes de nada, deberemos aplicar un gel o crema hidratante, ya que nos ayudará a igualar la superficie y camuflar mejor esas imperfecciones. Aunque aplicar maquillaje en las piernas es similar a hacerlo con el maquillaje facial, el corporal requiere diferentes herramientas y pinceles. Puede que te sientas tentada a aplicar el maquillaje directamente con las manos o dedos, pero eso nunca debes hacerlo ya que el aceite de tu propia piel alteraría la consistencia del maquillaje y el resultado sería defectuoso.

En su lugar, debes aplicar cosméticos con una esponja de látex, que te ayudará a extenderlos y conseguir un tono lo más parecido a tu piel. También necesitarás un juego variado de pinceles de maquillar de diferentes tamaños. Los más pequeños serán útiles para pequeñas imperfecciones, los más grandes servirán para grandes cicatrices e imperfecciones. Por último, necesitarás un aplicador de polvera para rematar el trabajo con polvo translúcido. Una vez que hemos preparado la piel para el maquillaje es hora de ponérselo. El maquillaje corporal suele ser más denso y espeso que el facial porque la piel de la cara es más fina que la de las piernas, por ejemplo.

Normalmente el maquillaje corporal se encuentra en formato crema, aunque también algunas marcas lo comercializan en spray que se rocía sobre la piel. Si no llegase a cubrir bien las imperfecciones que tratas de disimular, entonces vas a tener que agarrar un pincel o una brocha y aplicar corrector para ir difuminando la imperfección con el maquillaje.

Igual que se suele hacer con la cara, tras aplicar el maquillaje lo mejor es darle un acabado con polvos para conseguir un más parecido tono con tu piel y para que el maquillaje se preserve mejor y dure más tiempo, además de evitar que se nos manche la ropa. El polvo debería ser de un color que coincida lo más posible con la base de maquillaje utilizada.

Por último, deja que el maquillaje se asiente y se seque bien antes de poner la ropa, por un lado para evitar mancharnos y por otro para que el maquillaje se preserve intacto. Si sigues estos pasos no volverás a sentir temor de enseñar tus piernas.

www.danielvicentegomez.blogspot.com y www.danielvicentegomez. com. En Facebook: Daniel Vicente Gómez.




Volver arriba