Le quitan lo Chiva

MÉXICO, D.F. (SUN).— Aunque hay mujeres que adoran el futbol y disfrutan compartir con amigos y familiares cada grito de ¡goool!, existe un grupo mayoritario que para lo único que se detiene a ver el balompié es para admirar las piernas torneadas de los jugadores.

No vamos a entrar en debate de equipos y, mucho menos, de género, pero sí resaltaremos que en la cancha, como en muchos otros ámbitos profesionales, hay hombres que realmente necesitan revisarse a conciencia para compartir con ellos la pasión, aunque no sea ni precisa ni obligatoriamente por un balón.

Con el ojo muy abierto, la marca Hugo Boss desde hace varios años busca en la cancha ese porte de caballero para fichar a sus atractivos embajadores. En México ya sucedió con Carlos Vela, y ahora es el turno de Aldo de Nigris, jugador de Las Chivas, quien a sus 31 años de edad aparecerá en las boutiques de la marca alemana, de Latinoamérica, posando su galantería.

La elección del regiomontano sucedió porque es un “hombre completo, sofisticado y todo un caballero”, tal como lo dio a conocer Elionora Crocetti, gerente de relaciones públicas de Hugo Boss Fragances para América, durante la presentación oficial del futbolista.

Él, totalmente enfundado en un look casual de la casa Boss, subrayó que tomar este papel “es un sueño, tanto como fue llegar a ser futbolista. Me siento muy agradecido porque me motivan a seguir teniendo una buena imagen dentro y fuera de la cancha”.

El primer paso para ser elegido es arrancar suspiros entra las chicas, pero él modestamente lo atribuye a tener “control emocional y hacer lo correcto. Trato de ser un buen ejemplo para mis hijos, y como figura pública seguida por niños, trabajo siempre en ello”.

Junto a la imagen de Aldo se presentará el frasco de Boss Orange Man, con notas que evocan energía y optimismo, y que durante su lanzamiento tuvo como imagen al actor Orlando Bloom.




Volver arriba