La primavera llega con todo

Un momento del desfile primavera-verano del centro comerical Galerías Mérida, con prendas en blanco y negro ideales para esas tardes o noches en la ciudad o la playa, con los amigos o ir al antro de moda
1 / 6


A la izquierda, una propuesta para caballero durante la pasarela de Plaza Altabrisa, las sandalias formarán parte fundamental para los días en la playa. Al pie de estas líneas, una modelo de Galerías Mérida luce vestido en blanco y naranja con sombrero y accesorios a juego
Un momento del desfile primavera-verano del centro comerical Galerías Mérida, con prendas en blanco y negro ideales para esas tardes o noches en la ciudad o la playa, con los amigos o ir al antro de moda
Sobre estas líneas, un aspecto de la pasarela en Plaza Altabrisa el viernes por la tarde, donde el público apreció lo mismo la moda para hombre y mujer de las diferentes casas de moda y establecimientos de este centro comercial. A la derecha, un momento del desfile en Galerías Mérida que incluyó vestidos de novia para esta temporada primavera-verano
Aunque el termómetro aumente de nivel los siguientes meses no es pretexto para no estar elegante, como este modelo en color crudo con bolso morado a juego


El viernes por la tarde el centro comercial Galerías Mérida y Plaza Altabrisa organizaron sendos desfiles de moda para recibir la primavera 2014.

Ambas pasarelas, que fueron muy concurridas, contaron con moda para toda la familia, y prendas para toda ocasión: desde esas mañanas en la playa hasta las noches para ir a la fiesta o al antro a escuchar tu música favorita y reunirte con los amigos.

Bermudas y playeras de algodón en colores vivos, vestidos con y sin mangas de diferentes largos acompañados de sombreros a juego, colecciones en blanco y negro con estampados “animal print”, cruces y telas vaporosas y hasta vestidos de novia de exclusivas casas de moda captaron la atención del público que ocuparon incluso los niveles superiores de las plazas para disfrutar de las pasarelas que abrieron la nueva temporada en Mérida.- Renata Marrufo



Volver arriba