Exposición de moda de los años 30 en Nueva York

NUEVA YORK, Nueva York.  (EFE).- Una exposición de moda de los años 30 en el museo del Fashion Institute of Technology, en Nueva York, indaga sobre la relación que tiene la moda con la crisis y muestra que a pesar de las dificultades económicas la creatividad no tiene que estar relacionada con el dinero.

“A veces, en épocas en las que hay poco dinero la gente se esfuerza por mejorar. Esto ocurrió en los años 30, cuando la moda se vio claramente reforzada”, explicó Patricia Nears, comisaria de la exposición “Elegancia en edad de crisis- Moda de los años 30″.

A pesar de que en los años 20 con el boom económico se produjo dos veces más ropa que en los años 30, en este periodo en el que había menos recursos se aumentó la creatividad.

Como los diseñadores no contaban con tantos medios tuvieron que buscar la forma de crear algo “más interesante y dinámico”, continuó Nears.

Durante esa década, la mayoría de los trajes de alta costura se hacían a mano y se confeccionaban utilizando técnicas muy sofisticadas.

Además, el concepto de vestir era muy distinto y la gente, aunque no tuviera dinero, se vestía “de forma apropiada” para cada ocasión, explicó Nears.

Además, en esta década primó el sentido de naturalidad y el equilibrio de proporciones debido a que “la libertad, la flexibilidad y el movimiento” eran valores esenciales que “aún siguen vivos en la actualidad”, apuntó la comisaria.

Aunque la ropa expuesta en la exposición se confeccionó hace 80 años, las formas y los diseños podrían parecer diseños actuales.

“Si miramos la moda victoriana o incluso la de los años 20 se ve antiquísima. Sin embargo, la ausencia de corsés y la forma natural de los diseños, que muestra el cuerpo de forma natural sin demasiada manipulación, hace posible que la ropa no pase de moda”, continuó.

En los años 30 se produjo un giro radical en la moda y aparecieran los trajes de baño, la ropa de deporte y nuevos tejidos hechos con fibras flexibles que permitieron confeccionar prendas más ligeras y vaporosas.
Además, los años 30 fueron una “etapa inusual” en la que los hombres y las mujeres seguían una misma línea de diseño que se confeccionaban con técnicas similares.

“Aunque normalmente en los museos no se suele mostrar la ropa que llevaban los hombres en este hemos querido hacer algo distinto y destacar también la ropa que caracterizaba a los hombres de la época”, subrayó la comisaria.

La exposición tiene el propósito de dar a conocer a diseñadores que durante muchos años han sido ignorados por el público general.

Tal y como destacó Nears, Augusto Bernard o Madeleine Venture son “grandes diseñadores” que junto con otros tan reconocidos como Coco Channel supusieron una “revolución en el mundo de la moda”.

“Elegance in an Age of Crisis- Fashion at the 1930s” presenta aproximadamente 80 conjuntos y 30 accesorios de la época que se exponen de forma temática.

Aunque la mayoría de la ropa y accesorios que se muestran en la exposición del pertenecen a la colección permanente del museo en The Fashion Institute of Technology, algunas prendas y objetos han sido cedidos por otros museos.

El museo en The Fashion Institute of Technology es el único de la ciudad de Nueva York que se dedica de forma exclusiva al arte o a la moda, y posee un fondo de más de 50.000 prendas y accesorios que datan del siglo XVIII hasta la actualidad.

Etiquetas:,