Acusan Jennifer Lauren de alterar el orde en un avión

Jenny Lauren, sobrina del diseñador de moda EE.UU. Ralph Lauren, a su llegada al Tribunal de Distrito de Killaloe, en Killaloe, Irlanda.- (AP)

LONDRES (EFE).- Jennifer Lauren, diseñadora de joyas neoyorquina y sobrina del diseñador de moda Ralph Lauren, compareció hoy ante un tribunal irlandés acusada de alterar el orden público en un avión de Delta Air Lines que tuvo que ser desviado a Irlanda de su ruta hacia Nueva York.

Lauren, de 41 años, fue detenida ayer en el aeropuerto de Shannon (oeste irlandés) por presuntamente haberse embriagado y mostrado agresiva durante el vuelo procedente de Barcelona, que tuvo que cambiar su curso y aterrizar en la República de Irlanda.

Ataviada con un elegante vestido negro, abrigo y botas, la diseñadora sollozó al personarse hoy ante el tribunal del distrito de Killaloe, que llevó a cabo la vista en la sala de funciones de un pub local al no haber dependencias judiciales en la zona.

Durante el inusual proceso en el pub Brian Boru on the Hill, que estaba abarrotado para la ocasión y con el bar cerrado, la Garda (Policía irlandesa) explicó que, al ser detenida, Lauren pidió a los agentes- “¿Me lo pueden repetir en inglés, por favor?”, al no entender aparentemente el acento autóctono.

El juez Patrick Durcan dispuso hoy que el proceso continuará mañana con otra audiencia en el tribunal de distrito de Ennis, en la que, según han indicado los abogados, es muy probable que la acusada se declare culpable de los tres cargos que se le imputan.

Estos son el de estar embriagada hasta el punto de causar temor de que pudiera dañarse ella misma o a otras personas; tener un comportamiento susceptible de causar ofensa o molestar a otros pasajeros y alterar el orden con comportamiento amenazador o insultante.

Lauren, que anoche estuvo en prisión preventiva en Shannon, fue puesta hoy en libertad previo pago de una fianza de 2.500 euros (3.400 dólares) y con la condición de que se hospede en un hotel de esa localidad junto con sus acompañantes.

Además, está noche deberá comparecer en una comisaría, donde depositará su pasaporte.

El vuelo de Delta Air Lines desde Barcelona a Nueva York (Estados Unidos) transportaba a unos 200 pasajeros más la tripulación, cuando tuvo que aterrizar en el aeropuerto irlandés por el incidente protagonizado por la diseñadora.

El juez Durcan adelantó hoy que, al dictar mañana su sentencia, tendrá en cuenta el coste para la aerolínea y la molestia causada al pasaje por el altercado.




Volver arriba