Macarena, nieta de Juan Gelman, viaja a México al funeral de su abuelo

 

MONTEVIDEO (EFE).- Macarena Gelman, nieta del poeta argentino Juan Gelman y uno de los símbolos de la lucha contra la impunidad de las dictaduras del Cono Sur americano en los años 70 y 80, viajó hoy a México al funeral de su abuelo, informó a Efe una fuente diplomática.

La fuente detalló que Macarena “partió de madrugada” desde Montevideo tras conocer la noticia del fallecimiento de Gelman a los 83 años, que tuvo lugar a las 16.30 hora local (22.30 GMT) del martes en Ciudad de México, donde vivía.

Por su parte, Raúl Olivera, el director del Observatorio Luz Ibarburu de Uruguay, entidad que realiza un seguimiento de las denuncias penales por violaciones de los derechos humanos, reveló a Efe que también pudo hablar con la activista de 37 años antes del viaje y la sintió “muy afectada por la noticia”.

“Ella tenía una relación personal con Juan que fue muy trabajosa” y “en los últimos tiempos (ambos) habían conseguido establecer una relación muy importante”, explicó.

Además, Olivera recordó que el poeta “era uno de los pocos pilares que le quedaban de su familia” biológica.

Macarena vivió durante 23 años pensando que era hija de un matrimonio uruguayo hasta que en el año 2000 Juan Gelman la localizó tras una denodada búsqueda de dos décadas.

Sus padres biológicos fueron en realidad los argentinos Marcelo Gelman, hijo del poeta, y María Claudia García, secuestrados ambos en Buenos Aires el 24 de agosto de 1976 y llevados a uno de los centros de detención clandestinos que funcionaron durante la dictadura militar en Argentina.

Él tenía 20 años y ella, que estaba embarazada de siete meses, 19. Marcelo fue asesinado y su cadáver fue hallado en Buenos Aires, pero María Claudia fue trasladada a Uruguay como parte de la cooperación entre los regímenes militares uruguayo y argentino.

García desapareció tras dar a luz en cautiverio en Montevideo a Macarena, que siendo aun una bebé fue entregada a un policía y su esposa en Montevideo. El agente falleció antes de que su hija adoptiva supiera quién era.

Según Olivera, “es muy difícil evaluar cuánto significa” para Macarena la pérdida de su abuelo “porque se suma a toda la peripecia de vida que ella ha tenido” y al hecho de que “ha asumido el desafío que asumió Juan para encontrarla a ella en la búsqueda de su madre”.

La activista, que tiene nacionalidad uruguaya, argentina y española, logró en 2011 junto con su abuelo que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), con sede en Costa Rica, condenara por primera vez al Estado uruguayo por una causa de aquella época.

En una sentencia que levantó gran revuelo en Uruguay, la CorteIDH obligó al país a realizar una investigación sobre el llamado caso Gelman y localizar los “restos mortales” de María Claudia, algo que todavía no ha sido posible.

Juan Gelman fue Premio Cervantes 2007 y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2005.




Volver arriba