Lágrimas de oro

Poesía, enseñanzas y reflexiones en nuevo libro de Miguel Cocom

1 / 6





La presentación de un libro escrito en maya y español expuso nuevamente la discriminación que sufre la población maya del estado, el rechazo a expresiones de esa cultura y la ininterrumpida pérdida de la lengua prehispánica que se habla en la Península.

 

Con expresiones líricas que exponen las tradiciones prehispánicas y el choque de estas con las castellanización arrasante esa obra es un nuevo llamado a preservar esa cultura y una advertencia de las graves consecuencias de no hacer nada al respecto y permitir que siga el deterioro de esa raíz peninsular.

 

El libro se llama “Lágrimas de oro: Aquí, ¡no hables maya” (”K’aak’an, ya’il icho’ob: Waye’, ¡ma’a t’aan ich maya!), es el más reciente trabajo del maestro campechano Jorge Miguel Cocom Pech, escritor, poeta, ensayista, narrador y traductor.

 

Es un relato novelado donde abundan la poesía y sabiduría precolombinas, las cuales, junto con el orgullo de pertenecer a esa etnia, se conservaban en buena parte durante los tiempos de los abuelos del autor. De ellos provienen parte de los pasajes e ideas que Miguel Cocom plasma en esa obra, editada por Educal y Trillas, con tiraje de 1,000 ejemplares y precio de $230 . En esta ciudad el libro puede ser adquirido en la librería ubicada junto al teatro Daniel Ayala y en Museo Palacio Cantón.

 

La ceremonia de presentación del libro se realizó en el Gran Museo del Mundo Maya y fue conducida por la Dra. Silvia Terán Contreras, coordinadora de investigación de ese recinto.

 

Los comentarios sobre el texto estuvieron a cargo de tres mujeres, la doctora Silvia Leirana Alcocer, investigadora de la UADY; la maestra Cessia Chuc Uc, investigadora campechana, y la ingeniera Minelia Yah Interián, originaria de Maní y anfitriona de sala de ese lugar.

 

Entre los comentarios de aquellas está que algunos aspectos del libro tienen elementos autobiográficos de Miguel Cocom y que un aspecto valioso de ese trabajo es su aportación a la preservación de la cultura maya, el rescate de tradiciones orales y reglas sociales del pueblo maya y el llamado de alerta ante la ininterrumpida pérdida de esa cultura.

Una de las frases del libro permite adivinar su riqueza literaria y las enseñanzas que trae: “Quien quiera disfrutar del canto de las aves no debe construir jaulas sino sembrar árboles”.- Hansel Vargas Aguilar.




Volver arriba