José Emilio Pacheco, un referente en la historia literaria de México

MÉXICO (Notimex).- Reconocido con diversos galardones como el Premio “Reina Sofía” de Poesía Iberoamericana (2009) y el Premio “Miguel de Cervantes” (2009), entre otros, José Emilio Pacheco (1939-2014) es considerado uno de los escritores más prolíficos de la historia literaria de México.

Con motivo del 75 aniversario del natalicio del autor de “Las batallas en el desierto”, diversas instituciones, entre ellas la Universidad Nacional Autónoma de México y El Colegio de México, en colaboración con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), le rendirán un homenaje nacional el próximo lunes en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario.

Recordado como un escritor sin protagonismos, José Emilio Pacheco retrató en su obra las calles y voces de la ciudad de México para inmortalizarla, además de utilizar ejemplos de la naturaleza, el tiempo, la destrucción y el drama como fuente de alegorías en su trabajo, destacó el Conaculta, en un comunicado.

Sobre la obra de Pacheco, el poeta Hugo Gutiérrez Vega señaló que “definió o describió con claridad su tiempo histórico, su niñez, el momento del nacimiento de la sensibilidad y de la visión del mundo; es una narrativa llena de ternura perfecta en su estilo, con interés para todos los jóvenes”.

Agregó que el también autor de “No me preguntes cómo pasa el tiempo” es más conocido como prosista que como poeta, al tiempo de destacar su lado humanista con el que inspiró a jóvenes a leer y a escribir.

Lectores asiduos y nuevos deben leer su obra para acercarse a la belleza, a la palabra y darse cuenta del valor del sonido y de la capacidad expresiva de las mismas, aseguró Gutiérrez Vega.

La obra narrativa de Pacheco sobresale por la experimentación en nuevas estructuras y técnicas narrativas, siendo la pérdida y la singularidad de la niñez, temas recurrentes en su trabajo, de acuerdo con información publicada en el portal del Instituto Cervantes
Por su parte, el editor Martí Soler, quien trabajó junto con José Emilio Pacheco, recordó que el grupo que formaban los escritores de su generación, entre ellos Carlos Monsiváis, era dispar en personalidad pero homogéneo en cuanto a amistad.

Comentó que Pacheco siempre estuvo abierto a las correcciones u observaciones en sus textos, tanto en sus trabajos ensayísticos como poéticos, algo que ningún poeta pediría por el carácter tan personal que posee ese género literario.

Dentro de las cualidades del escritor mexicano, el periodista en literatura, Javier Aranda Luna, opinó que uno de los elementos que le dieron mucha presencia fue que además de ser un estupendo escritor, fue un cronista literario que se acercó a la gente común.

El lado poético y narrativo de José Emilio Pacheco, añadió, nunca estuvieron separados, y su crónica literaria o ensayos poseen una voz de poeta que aparece con voces poderosas, con un ritmo linguístico característico de un vate.

En la opinión del escritor Hernán Lara Zavala, la mayor aportación de Pacheco fue en la poesía, en la que fue evolucionando con una voz propia, sin dejar de lado la parte narrativa.

José Emilio Pacheco realizó sus estudios de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde inició sus actividades literarias en revistas estudiantiles. Aparte de su amplia trayectoria literaria, colaboró en el suplemento “Ramas Nuevas” de la revista “Estaciones”, además de ser jefe de redacción del suplemento “México en la Cultura”.




Volver arriba