José de la Colina se ve mexicano

El escritor recibe el Premio "Xavier Villaurritia" 2013

José de la Colina con el Premio "Xavier Villaurrutia", anteanoche

MÉXICO (Notimex).- Al recibir el Premio “Xavier Villaurrutia” de escritores para escritores 2013, José de la Colina (Santander, 1934) aseguró que “soy un escritor mexicano, porque así me hice y me formé”.

De excelente humor y bromista, el autor español recibió anteanoche el galardón por su libro de ensayos “De libertades fantasmas o de la literatura como juego”, y en ese sentido dijo: “Mi primera universidad fueron los libros. La actual literatura como juego está hecha en la línea flotante que nos permite ir a través de la palabra”.

En el Palacio de Bellas Artes, la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García Cepeda, hizo entrega del diploma que acredita a De la Colina como depositario del premio y recordó que el nombre del escritor español se suma a una lista de autores distinguidos que se inició con Juan Rulfo y continuaron otros grandes como Carlos Fuentes y Jorge Luis Borges.

De la Colina recordó que al enterarse de que le habían conferido el premio lo asaltó una reflexión. “Lo primero que pensé es que, si bien soy una persona de origen español, soy mexicano, porque aquí he desarrollado toda mi obra literaria”.

Sostuvo que con sólo educación primaria se forjó como escritor con base en lecturas, enemigos que luego fueron sus amigos.

La titular del INBA tomó la palabra para decir que entre 130 libros publicados y recibidos en 2013 el de José de la Colina obtuvo el premio por unanimidad. Recordó que desde 1955 ese galardón ha formado y enriquecido un amplio catálogo de escritores y obras literarias.

“Hoy, José de la Colina se suma a esta lista privilegiada y nos invita a explorar la lengua como patria”, subrayó María Cristina García en la sala Manuel M. Ponce.

Mirada agudaAl tomar la palabra, Felipe Garrido, presidente de la Sociedad Alfonsina Internacional -una de las instituciones convocantes del premio-, destacó la mirada aguda con que José de la Colina enriquece la literatura mexicana; “el galardón es una distinción más que merecida para un autor de la talla de José de la Colina”.

Vicente Leñero dijo que este premio es una suerte de Nobel de Literatura mexicana y recordó que conoció a José de la Colina hace años. “Juntos vemos cómo el molidero de amigos poco a poco cae, como higos, como una higuera en Cuernavaca”.

Leñero, autor de numerosos cuentos y obras de teatro, se dijo “sobreviviente de los años 30 y pupilo de Juan José Arreola”, al tiempo que reconoció al galardonado como un gran hacedor de relatos.

Myriam Moscona, quien junto con Leñero y Bárbara Jacobs fue parte del jurado, señaló que la del galardonado es “una vida convencionalmente conversacional y entretenida, festiva y melancólica, como el libro premiado con el Premio ‘Xavier Villaurrutia’”.

En la ceremonia se informó que el galardón consta de un diploma y medio millón de pesos en efectivo. Al concluir el acto, José de la Colina se dirigió a la terraza oriente del Palacio de Bellas Artes para convivir con amigos, familiares y lectores.




Volver arriba