Flores amarillas para el Patriarca

Música de Bartók y vallenatos, hoy, en Bellas Artes

Una visitante al Palacio de Bellas Artes, donde hoy será el homenaje a "Gabo", con asistencia de los presidentes de México y Colombia

MÉXICO (EFE).- México despide hoy a Gabriel García Márquez, fallecido el jueves en esta capital, con un homenaje abierto a todos sus admiradores y que incluirá compases de Bartók y vallenatos, así como las flores amarillas a las que era aficionado.

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de México, Enrique Peña Nieto, estarán presentes en el acto que se desarrollará en el Palacio de Bellas Artes, a partir de las 16 horas.

Ese edificio, en el centro histórico de la ciudad de México, ha servido de escenario para despedir a diferentes personalidades de las artes, nacidas aquí o que eligieron México para radicarse.Carlos Fuentes fue homenajeado en el Palacio de Bellas Artes el 16 de mayo de 2012, en un acto al que asistió el presidente Felipe Calderón.También fue el lugar elegido para despedir al Premio Nobel de Literatura Octavio Paz, cuando murió en 1998, y recientemente allí mismo se lo recordó de nuevo al cumplirse el centenario de su nacimiento.Mario Moreno “Cantinflas” fue llorado en el Palacio de Bellas Artes cuando falleció en 1993 y también fue despedida allí Chavela Vargas, costarricense de origen y quien vivió ocho décadas en México, hasta su muerte en 2012.Según la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), María Cristina García Cepeda, las cenizas de García Márquez serán depositadas en el vestíbulo del palacio a primera hora de la tarde y estarán allí por tres horas.Después de visitar anteanoche a la viuda de García Márquez, Mercedes Barcha, María Cristina dijo que también dará un mensaje el presidente de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, la máxima autoridad cultural de México.La directora del INBA señaló que compases compuestos por Béla Bartók se unirán a los ritmos del vallenato como homenaje a un hombre que, según sus amigos, era fanático de la música y a quien le gustaba cantar y bailar cuando encontraba ocasión.

También habrá flores amarillas, las preferidas por el autor de “Relato de un náufrago” y que solía utilizar para adornar su solapa cuando aparecía públicamente en ocasiones como la fecha de su cumpleaños, el 6 de marzo.

Aparte de Santos no se ha dado a conocer qué otras personalidades estarán presentes en los actos de hoy.

No está totalmente confirmado qué pasará con las cenizas de García Márquez. El pasado viernes, el embajador de Colombia en México, José Gabriel Ortiz, dijo que la intención es que se dividan entre los dos países.

Pero después de hablar con la viuda de Gabo declaró a los periodistas que, en todo caso, será la familia la que finalmente decidirá cómo y dónde terminarán los restos.

También la familia tendrá que decir qué pasará con la obra que estaba escribiendo García Márquez, “En agosto nos vemos”, según dijo Cristóbal Pera, de la editorial Random House.

Gabo y Silvio

Silvio Rodríguez recordó ayer sus encuentros con el escritor “a flashazos”, en distintos momentos, en Cuba, México y Cartagena de Indias, y afirmó que va a conservar su imagen “sonriente, gozando de la vida”.

El cantante y compositor cubano publicó en su blog “Segunda cita” que no recuerda exactamente dónde conoció a García Márquez, pero sí tiene claro que en septiembre de 1969 se llevó “Cien años de soledad”, que “ya había leído un par de veces”, entre una treintena de libros cuando viajó en el barco “Playa Girón”.

“Lo veo a flashazos, en distintos momentos. Un 31 de diciembre me invitó a una fiesta en la que estaban su amigo Fidel Castro y el actor norteamericano Gregory Peck. Hubo un momento, cercano a las 12 de la noche, en que me vi conversando con aquellos gigantes y me sentí desubicado”.

Rememoró la primera vez que visitó a Gabo en su casa de México, ocasión en la que hablaron “de cumbias y vallenatos, tema del que era experto” y le regaló su novela más famosa y casetes con selecciones personales de música.

Silvio señaló que hace poco contó, a propósito de una canción de su último disco (“Segunda cita”, 2010), la “especial circunstancia” de haber tomado un vuelo en el que sólo iba otro pasajero… el autor. “Era hasta México, con escala en Cancún. (…) En aquel avión, que daba tumbos y bajones, el escritor me iba explicando -con una serenidad inconcebible- que a veces se le ocurrían ideas que no daban para novelas o cuentos, y que posiblemente eran canciones”.

Según relata Rodríguez, la única vez que visitó Cartagena de Indias “fue gracias a él, que me recomendó al Festival de Cine como jurado”.Allí visitó un casino de juego acompañado del Nobel de Literatura 1982, quien “viendo lo rápido que dilapidé mi capital se partía de la risa”.”Voy a conservarlo así, sonriente, gozando de la vida, a lo mejor en la voluta de una idea que la insondable alquimia de su talento dejará en una ínfima reseña”, subrayó y añadió que “seguro así” se sentirá “alguito menos huérfano”.

“Gabo” | Detalles

Gabriel García Márquez celebró su cumpleaños número 87 el 6 de marzo en su casa de la metrópoli.

Nacionalidad

Nunca perdió su nacionalidad colombiana, a pesar de los ofrecimientos que siempre se le hicieron en México para que se naturalizara.

En Colombia

Según se anunció desde Bogotá, después del homenaje que se le brindará en México, Colombia hará otro, mañana, en la Catedral Primada de Bogotá, en un acto encabezado por el presidente Juan Manuel Santos.

Etiquetas: