Elena Poniatowska entrega legado al Instituto Cervantes

La escritora mexicana Elena Poniatowska depositó un legado familiar y literario en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, hoy lunes 21 de abril de 2014, en Madrid, España.- (NOTIMEX/FOTO/JUAN CARLOS ROJAS)

La escritora mexicana Elena Poniatowska depositó un legado familiar y literario en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, hoy lunes 21 de abril de 2014, en Madrid, España.- (NOTIMEX/FOTO/JUAN CARLOS ROJAS)

MADRID, España.  (NOTIMEX).- La escritora mexicana Elena Poniatowska (1932) depositó hoy un legado familiar y literario en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, en homenaje a su padre, sus hermanos y en agradecimiento al autor de Don Quijote de la Mancha.

 En un acto en la cámara acorazada de la institución, que antiguamente fue bóveda de caudales de los bancos que ocuparon ese inmueble en décadas pasadas, la autora de piezas como ‘Hasta no verte Jesús Mío’ dejó ese legado en la caja 1515, para ser abierta el 21 de abril de 2121.

 Acompañada por el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, y el secretario de Estado español de Cultura, José María Lassalle, cumplió así con una tradición por la que todos los Premios Cervantes pasan al depositar en esas cajas un legado simbólico.

 La escritora, que el miércoles recibirá de manos de los reyes de España el Premio Cervantes 2013, mostró una pulsera de metal que portó su padre Jean Poniatowsky como soldado en la Segunda Guerra Mundial, y al que recuerda como ‘un buen padre, un artista, pianista’ y en nombre de sus hermanos Kitzia y Jean.

 Asimismo, depositó un ejemplar de la primera edición de ‘La noche de Tlatelolco’, ediciones Era, y uno más reciente con fotografías, así como un manuscrito en hojas revolución de las que se utilizaban a mitad del siglo en México.

 ‘Son tres hojas de manuscritos que se abrirán en 2021 para que vean en ese año lo feo que eran esos papeles horribles y lo que se hacía con los árboles, y que se usaban para escribir cosas quizá también horribles’, explicó con gusto.

 La autora, que acudió acompañada por sus hijos y nietos a esta ceremonia, dijo sentirse contenta de que su caja esté al lado de la de José Emilio Pacheco.

 En el libro de visitantes ilustres, Poniatowska escribió ‘Gracias, es la mejor palabra que puedo decir’ en agradecimiento al premio y al propio Cervantes.

 Por su parte, García de la Concha expresó que la Caja de las Letras ‘es un recinto mágico’, por los legados que guarda de varios Premios Cervantes.

 En sentido figurativo, expuso los guardias del lugar asegurarían que ‘se escuchan ruidos, de una máquina de escribir, quizá la que donó Nicanor Parra’ o la música de algún compositor que también la ha guardado allí.

 Recordó que Carlos Fuentes se preguntaba por los géneros literarios de Poniatowska y que concluía que era ‘cervantista’ por su creación novedosa, dar voces a muchas personas, que las hace universales.

 Por ello, consideró que de escucharse un sonido que emane de su caja serían las de muchas mujeres a las que ha entrevistado y sobre las que ha escrito, así como de la propia Poniatowska.

Etiquetas:, , ,